Los cometas y yo

El Lulin, fotografiado como si fuera una libélula.

Cometa Halley, 1986

El año 1986, la agrupación astronómica de mi ciudad-dormitorio organizó una salida nocturna para ver el cometa Halley. Yo entonces -aunque parezca mentira- ya era un triste estudiante de COU en las Escuelas Pías (de las que no puedo decir absolutamente nada bueno). Mi padre era muy protector, pero contra todo pronóstico me permitió subir al Renault Once de unos generosos desconocidos que condujeron durante casi tres horas hasta alejarse lo suficiente de la contaminación luminosa. Cuando llegamos ya estaban montando los telescopios. Es un arte incierto este de apuntar a las estrellas, y todavía más a los cometas: los preparativos duraron horas y horas. Para amenizarlos, otro de los telescopios se dirigió al planeta Saturno que me pareció realmente maravilloso con sus enormes anillos. Uno de los asistentes, un chico norteamericano al que después todo el mundo negó conocer, optó por traer una muy poco científica botella de JB, que terminó bebiéndose casi enteramente después de haberla ofrecido a todo el mundo.

Cuando la gente ya empezaba a desesperarse, el maquinista logró finalmente que la montura ecuatorial apuntase al cometa Halley. Con gran expectación, todos los asistentes esperamos nuestro turno para poder ver al maravilloso Halley. Uno de los primeros fue el americano, ya totalmente borracho. Miró por el ocular unos segundos, escupió al suelo y exclamó:

-¿Eso es el Halley? ¡Parece un espermatoozoide chafado!

Cuando me tocó a mi, pude confirmar que su descripción era, en lo esencial, correcta. Los placeres que proporciona la astronomía son grandes, pero no fáciles.

Cometa Hale-Bopp, 1997

En el 97 yo era un agrimensor completamente absorto en mi trabajo. Que años aquellos, cuantas horas pasadas ¿en vano? delante del ordenador sin pensar en nada más que trabajar... pero una noche mi amigo y compañero de despacho me propuso ir a ver al inolvidable cometa Hale-Bopp. A unos pocos kilómetros de la ciudad dormitorio, según se decía, el cielo ya era lo bastante oscuro como para poder ver al gran cometa. Unos días antes, los miembros de una secta se habían suicidado en masa, a instancias del gurú, con la esperanza de que sus almas montarían en una nave espacial camuflada en la cola (cosa que no era más absurda que otras creencias convencionales). De modo que el Hale-Bopp debería ser algo digno de verse, un buen cometa para transportar cómodamente a muchos fieles. Dejamos el coche junto a la carretera y subimos monte arriba para ganar algo de altura. Finalmente nos atrevimos a mirar al sur-este y en efecto, justo encima de las luces de la ciudad estaba el magnífico cometa.

Era enorme, algo ténue pero bellísimo y al mismo tiempo siniestro. No es de extrañar que antiguamente, cuando la gente miraba al cielo de noche, se creyera que eran portadores de desgracias. Regresamos a la ciudad admirados por el espectáculo que habíamos contemplado, y pensando en trabajar un poco menos y aficionarnos a alguna cosa bonita e intrascendente, como fotografiar libélulas o galaxias.

Esa fue una de las muchas salidas que hicimos juntos y para mi los cometas siempre estarán asociados al recuerdo inolvidable de su amistad. Unos años más tarde falleció, sin haber fotografiado ninguna libélula. Pero esa es otra historia.

Cometa Lulin, 2009

Ahora en el 2009 yo soy el que escribo. A última hora de la tarde dejé a la familia en el hotel y subí monte arriba en coche, esta vez dispuesto a hacer mis propias observaciones. Cuando llegué al lugar acordado, que es uno de los más oscuros en el noreste de la península, ya estaban allí mis amigos, con su telescopio montado sobre la nieve, a punto de empezar una extraordinaria fotografía. Mi objetivo, además de pasar un tranquilo fin de semana con la familia, era fotografiar la galaxia de Andrómeda. Pero -un poco absurdamente- había tenido que dejar el telescopio en casa por que no había forma de meterlo en el maletero del coche junto con el resto del equipaje. La vida, dicen, es lo que te va sucediendo mientras tu intentas planificarla. Solamente llevaba la montura ecuatorial, que es lo que permite detener el movimiento de las estrellas, y la cámara con el teleobjetivo.

Una vez fotografiada la galaxia resultó que el cometa ya había salido -los cuerpos celestes salen y se ponen, igual que el sol. De modo que siguiendo las indicaciones que me dieron, pude localizar al cometa, también cerca de Saturno. Y le fotografié modestamente, usando el objetivo de 180 milímetros de fotografiar libélulas. Si pinchan para ampliar la foto, verán -en tan solo tres fotogramas- al cometa de color verde surcar el cielo majestuosamente entre las estrellas (y si no funciona pulsen aquí). Hubiera tenido que hacer más fotos para completar la secuencia (y que estupendo sería poderle ver ahora abandonar el encuadre como una gran dama desairada que sube escaleras arriba). Pero la temperatura era de cuatro grados bajo cero y estando quieto frente a la cámara el cerebro se embota... de modo que dejé al cometa y pasé a hacer otra foto que tal vez un día les muestre. Esta del cometa no creo que pueda mejorarla, el cometa Lulin tardará más de dos mil años en regresar, si es que regresa, que ya veremos.

Comentarios

Miguel ha dicho que…
Increíbles las fotografías de los cometas y de las galaxias. Me ha encantado tu post. Hoy mismo les he explicado a los alumnos de primero de ESO qué eran los cometas, y les ha fascinado. Les dije que cuando pasó el cometa Halley en el 86 yo no lo pude ver porque estaba nublado y se han quedado un poco decepcionados cuando les he dicho que tendrán que esperarse un montón de años para ver su regreso.

Un saludo.
frikosal ha dicho que…
Es lo que tiene la astronomía, pero habrá otros cometas. Y ahora todavía puede verse a Saturno con los anillos casi de perfil.
treehugger ha dicho que…
Que son los puntitos que salen en la parte baja a la izquierda de la foto?
un avion? un satelite artificial? ya lo ha visto esto el Hermano Joaquin?
frikosal ha dicho que…
Son las luces de un avión. Y hace dos días mirando por el telescopio vi pasar un satélite, van disparados. Tengo de ovnis pero no las voy a poner sin cobrar una pasta y jubilarme, claro está.
P Vázquez "ORIENTADOR" ha dicho que…
Me encantaría ver Saturno. ¿De verdad se ven los anillos desde aquí?
frikosal ha dicho que…
Si, con un telescopio se ven, no es difícil, diría que cualquiera vale. El problema es que ahora justamente están casi de perfil, entonces se ve como una pequeña redonda tachada (o algo por el estilo). Pronto volverán a verse como anillos, y creo que hasta dentro de 80 años no vuelven a estar de perfil.
losada ha dicho que…
"La vida, dicen, es lo que te va sucediendo mientras tu intentas planificarla".

:-)

Eres un crack frikosal. Siempre disfruto con tu blog.

Un saludo.
frikosal ha dicho que…
Hombre, Losada !
¡ Que alegría verte por aquí !
Muchas gracias.
Mamen ha dicho que…
Me encantó la comparación con la "dama desairada" ;-)

La foto de tu amigo espectacular.

Yo también ví el Hale Bopp en su momento. Sí que es impresionante todo este tema de la astronomía, pero me siento de un chiquitín cuando pienso en ello...
nomesploraria ha dicho que…
¿Crees posible que en esos mundos haya notarios y agrimensores?

Recuerdo que el Cometa Hale-Bopp tenía dos colas. Lo vi nítido sobre el cielo de Ciutadella y por poco me caigo de culo.
frikosal ha dicho que…
Mamen,
Yo no se casi nada, no creas. Pero la gracia está en ir descubriendo las cosas..
frikosal ha dicho que…
Nmp,

De todos las formas posibles de organización social, ya sean terrestres o alinenigenas, cabe distiguir, según señala acertadamente J. Kaprun, las monarquías perfectas como las hormigas, que están formadas por individuos genéticamente iguales vida sexual y las demás, formadas por individuos con una cierta autonomía e interés por la cópula.

En estas últimas siempre existirán formas de vida parasitarias, entre las que no se puede incluir en modo alguno a los esforzados agrimensores ni a los dibujantes de cruasanes.
frikosal ha dicho que…
Muy bonito el parque de la Ciutadella.
nomesploraria ha dicho que…
No era el parque, era el pueblo que está a poniente de la isla.
nomesploraria ha dicho que…
Yo nunca digo "mecachis", prefiero blasfemar directamente.
Si quiere le pongo algún ejemplo.
zbelnu ha dicho que…
Y el Yakutake? Lo vi en Cadaqués, en la montaña, fui en moto con la que era entonces tercera mujer de mi padre y me pareció espectacular... Luego, mi hermana lo había fotografiado desde Sicilia, la foto me encanta, aunque no sé si se ajustaría a tus pautas técnicas (ella es fotógrafa hace años, pero su especialidad no son las estrellas). Por cierto que tengo que cambiarle el cristal, que alguien rompió...
Joselu ha dicho que…
Apasionante que alguien nos explique el cielo, y lo haces con acierto y amenidad. Nunca he visto un cometa, soy un desconocedor casi por completo del cielo, y cada vez lo lamento más.
Carmen ha dicho que…
Desde mi terraza cada vez se ven menos estrellas... Desde los cielos que llevo años viendo cada vez se distinguen menos luces naturales... y hoy he leído que la contaminación está quitando transparencia al cielo...
Es un magnifico tema para entusiasmarse, el del cielo y la noche...
igniszz ha dicho que…
Qué tendrán los cometas,que tanto enganchan?
El morbo de que la próxima función será desde la tumba?
felquera ha dicho que…
10 añetes tenía yo con el halley y todavía me acuerdo de la expectación que se creó en el colegio con el famoso cometa. No sé si llegaré a verlo pasar otra vez.
Cuando Saturno deje de enseñar su "lado malo" no estaría nada mal que nos lo enseñases en alguna foto para los que no tenemos opción de verlo (ni sabemos si cae al fondo a la derecha o en la tercera puerta a la izquierda, todo hay que decirlo).
Como bien dices, una de las mejores cosas en la vida es no parar de aprender. Mi próximo reto: averiguar qué es un agrimensor :)
nomesploraria ha dicho que…
Agrimensor es el que agrimensa.
R. Joaquín Rodríguez ha dicho que…
Friko! eso no se hace! Disparaste una catarata de recuerdos!!! Tenía un primo algo mayor que yo, muy tecno él, siempre con aparatos raros, que se apareció por mi casa con su brutal telescopio una de esas noches. Yo aún vivía mi beca de hijo en casa de mis padres y armamos su telescopio en el patio (acá los terrenos urbanos aún son grandes, por suerte). Como era joven por ése entonces, no concebía el silencio absoluto, así que entre observación y observación del Halley, iba cambiando cassettes (todavía no había CD's!, que espnto!) No tenía J&B, que por ser un importado era caro, pero me arreglaba con un Old Smugler nacional, que reunía las mínimas condiciones de salubridad. Así que entre Depeche Mode, The Cure, U2 y Soda Stereo espié toda la noche a esa maravilla cósmica. Hasta que amaneció y mi primo cargó su descomunal aparato en la camioneta y se fue. Yo sabía que no habría otra oportunidad en mi vida de volver a verlo y quizá por eso intenté hacer de esa noche una eternidad personal. Parece que resultó, porque hoy la estoy recordando hasta en los detalles.
Gracias Friko por activar el disparador de recuerdos!!!
alguazul ha dicho que…
Estimado Frikosal, tus siempre interesantes comentarios me retrotraen a esas mismas noches de 1986 contemplando el Halley unos cuantos grados de latitud más al Sur que tú. Para mi era una leyenda, algo que casi obligatoriamente toda una generación tenía que contemplar: Mi abuela, fallecida solo un par de años antes nos hablaba tanto del Halley en 1910 (ella tenía solo 10 años), luminoso, lustroso... que cuando al fin vimos esa masa gaseosa tenue pensamos que esta vez no tenía la fuerza que en 1910. Sin embargo, mi primer cometa fue el Kohoutek a finales del 73 y realmente me impresionó. Un saludo y a seguir.
Amig@mi@ ha dicho que…
llegaste a mí un día en que me comentaste sobre mi iguana...
Desde entonces me hice asídua tuya y creo que nunca te pedí nada a cambio, te sigo porque aprendo y me gusta...
Hoy te pido que me visites, esta entrada merece la pena que se extienda, y creo que estoy en mi derecho de suplicar...
No te quedes en lo mío, eso no importa... entra en los enlaces ... es lo que importa de veras ;)
Un besote y gracias de antemano.
Sé que lo harás.
el objeto a ha dicho que…
tu post me ha hecho pensar en una pequeña historia de poeta chino, -como siempre- en que agitado y nervioso por los problemas Su Dongpo no consigue dormir, así que se levanta y va a visitar a un amigo, el cual también está despierto, juntos salen al patio de la casa, se desnudan y bebiendo vino de arroz miran las estrellas y las sobras del bambú

increibles tus fotos!

Entradas populares de este blog

La libélula negra

Sobre la reproducción de las libélulas

¡ En busca de la luz zodiacal !