Mi primera comunión y las grietas en la fe.

Después de mi primera comunión yo fui un ferviente niño cristiano. Pero dos pequeñas grietas que habían quedado en mi edificio doctrinal se fueron agrandando con el paso de los días. Y por ahí se me escapó rápidamente casi toda la fe. En tan solo unos pocos meses ya había perdido todo el interés por la Misa.

La primera grieta doctrinal fue de naturaleza estadística, la segunda resultó más dramática.

Al salir de colegio, los martes y los jueves nos íbamos cada uno a su parroquia para prepararnos para la primera comunión. A mi me tocó en nuestra enorme y glacial iglesia. Nos hacían pasar en silencio a la rectoría. La catequista era una señora de mediana edad, razonable y bondadosa. Nos hacía sentar alrededor de una mesa ovalada. Y allí dibujábamos escenas del nuevo testamento con los colores plastidecor.

Todavía resonaban los ecos del concilio vaticano segundo, y la catequista pasó casi de puntillas por encima de los tormentos del infierno. No recuerdo que mencionara el purgatorio y apenas insistió en los pecados contra el sexto mandamiento. ¿Tal vez esa suavidad doctrinal fue el error?

Pero a pesar de todo, a mi me parecía difícil alcanzar el cielo, con tantos pecados y tanto amor que había que tener por el prójimo. No me veía capaz, sinceramente. Y pregunté:

-¿Cuanta gente va al cielo?

Yo entonces tartamudeaba. Se quedó algo sorprendida la señora catequista, no me entendió o fingió no haberme entendido. Pero yo insistí:

-¿Cuantos van al cielo? ¿Casi todos, casi ninguno, la mitad? ¿Que porcentaje? Es que si no va casi nadie, a lo mejor es que es tan difícil que no merece la pena tratar de observar tantos mandamientos.

Dudó unos segundos, y yo creo que vi la verdadera respuesta en su mirada: ¿Como quieres que yo lo sepa? No hay forma ninguna de saberlo. Pero se sobrepuso para decir:

-No.. bueno.. si que va gente, si. Mmm, bastantes, si, bastantes.

Pero eso pasó. La catequista insistió algunas veces y mi débil voluntad de niño aceptó sus razones, creo que en realidad yo quería ser engañado. Hice la primera comunión con toda devoción en la enorme iglesia, atento al misterio de la Transubstanciación y vestido con pantalón corto, a pesar de que el día amaneció helado. Las anginas me dejaron dos semanas fuera de combate con antibióticos.

La segunda grieta fue algo más persistente, y la contaré otro día.

Comentarios

treehugger ha dicho que…
Es usted un génio doctor Frikosal. Que bella manera de explicar lo que a Bertrand Russell le cuesta ensayos y libros. Tiene la mágia de esos relatos orientales que a veces nos cuenta, pero con olor a incienso. No tengo dudas de que usted acabará publicando una novela de gran éxito.
nomesploraria ha dicho que…
5 de junio de 1969, que bonito.
Aunque se empezó a agrietar poco después. Hasta hoy que soy una grieta todo yo.
igniszz ha dicho que…
Los edificios de la fe carecen de cimentación. No debe de ser buen arquitecto el que los erige.

Hace falta mucha fe o mucha ignorancia para tragarse todas las contradicciones que existen entre la revelación y la realidad.

Cada grieta en la fe es una lucha ganada por la razón.
nomesploraria ha dicho que…
La humanidad progresa en la medida en que se libera de Dios.

Dijo alguien.
frikosal ha dicho que…
Th, ¡Aqui te excediste!

La humanidad progresa y se libera de Dios. El progreso podria hacernos felices, pero desde que se invento la agricultura estamos condenados a la autoextincion.
Mad Hatter ha dicho que…
¿Pero qué pasa últimamente que a todos nos da por el tema religioso?
"Friko" ¡Hombre de poca fé! Osea que si es poca la gente que va al cielo para qué esforzarse ¿No?
A menos gente le toca la lotería y mira todo el mundo que juega, sobre todo en Navidad.
A mí me han hecho recuperar la fé las monjas de "Bloggesa".
¡Alabado sea el Señoooor!... Y con tu espírituuuuu.
Le Mosquito ha dicho que…
...mi débil voluntad de niño aceptó sus razones, creo que en realidad yo quería ser engañado

"Igualito, igualito que a mi", le diría Zepo a Zapo en "Pic Nic", de Fernando Arrabal, pero también te lo digo yo.
En mi caso, intenté rellenar las grietas con otras versiones del cristianismo, pero no hubo manera.
Lo peor, pienso, es que esas grietas dejan cicatrices imborrables en nuestras maneras de pensar y actuar, y que tras las mismas se esconde la mano humana,-disfrazada de divina- satisfecha de haber manipulado resortes que están a salvo de la razón, y al servicio de sus intereses.
Bloggesa ha dicho que…
Después de hacer la comunión, y como ya estaba un poco harta, sin saber muy bien cómo me pude escaquear de la catequesis durante años. Creo que me saturé con las monjas.

Llego aquí después de ver sus increíblemente... increíbles fotos. Le pido permiso para utilizar una como fondo de pantalla del ordenador, que no quiero ser maleducada.

Y ya veo que Mad Hatter es un muchacho traviesillo.

Un saludo, Frikosal
El futuro bloguero ha dicho que…
Mi hijo hizo la primera comunión, y me dijo: Papá yo quiero hacer la comunión como los compañeros, y para no ser el raro. Pero lo que no quiero es hacer la segunda comunión. (ni la tercera...etc)
El futuro bloguero ha dicho que…
Y añado, que creo que la fe es como la virginidad, que una vez que se pierde no se puede recuperar.

Al menos en mi caso
igniszz ha dicho que…
Agricultura=Autoextinción? Perdona Dr. pero no te sigo. No encuentro la equivalencia en mi diccionario de sinónimos.

La idea de Dios es universal en todas las culturas por verse favorecida por la selección natural en todos los que, habiendo accedido al conocimiento y habiendo intuido que éste era útil para sobrevivir, sintieron pánico al darse cuenta de que todavia no conocian nada.

Dijo alguien, y otro alguien lo resumió genialmente en "La religión es el opio del pueblo"

Apuesten señores, que esto se anima!
hombredebarro ha dicho que…
Yo también hice la comunión vestido de almirantillo, pero no recuerdo mi catequesis,creo que me la salté. Luego,en la preadolescencia caí en manos de una parroquia progre. Me esforzaba en la oración, hasta que me aburrí. No dejé de creer, simplemente no sé. Pero me gusta el catolicismo desde el punto de vista estético. Además las sociedades católicas son menos puritanas que las protestantes. Los católicos nos lo pasamos casi todo por el forro. Pero un mal cura, o catequista, en un sitio inadecuado puede hacer mucho daño. Como sitio inadecuado me refiero por ejemplo a la escuela.
A mí hay sacramentos que me gustan y otros no. Supongo que soy un hereje. La primera comunión me horripila. El bautismo me parece entrañable. La extremaunción está llena de tensión dramática y no me importaría. Hace muy poco comulgué después de más de 30 años. Ni siquiera en mi boda,por la iglesia, lo hice. Pero entré un día solo en la catedral de Lugo y sucumbí a la tentación. Además no lo hice delante de nadie que se pudiera ofender por mi gesto. Sin embargo, no fuí capaz de acercarme al confesionario. Cualquier día me decido.
Si alguien me pide alguna vez cuentas eso es lo que hay.
Mad Hatter ha dicho que…
¡Ireis todos al infierno!
Pero qué es eso de que la fé es como la virginidad. Nunca es tarde si la dicha es buena, hermano "Futuro catequista bloguero".
Y el "hombredebarro" con el que nos moldeó el Señor, a su imagen y semejanza, va y me suelta que hay sacramentos que le gustan y otros no, como si fueran cromos, vamos.
Y ahora "Bloggesa" me dirá que a su osito de peluche le ha puesto de nombre "Jesucristo" o peor aún "Emmanuel", a no, eso sí que no, por ahí ya no paso.
¡Que Dios nos coja confesados!
frikosal ha dicho que…
Que bien, cuantos comentarios. Yo pensaba que iba a pasar desapercibida la primera grieta. La segunda es durilla, aviso.

Mad,
Bueno, a mi me parecía muy complicado. Si fuera tan difícil como por ejemplo ganar el concurso de eurovision (que estaba de moda entonces), pues casi que no merecia la pena intentarlo y resignarse al infierno. Digo yo.

Mosquito,
Exactamente, parcelas a salvo de la razon.

Bloggesa,
Para el fondo de pantalla por supuesto. Se agradece que lo preguntes. Es mas, si me dices cual te la mando mas grande.

Futuro,
Yo no es que lo vea mal, menos si al niño le apetece. Solamente cuento mi experiencia. No se si es irreversible, tal vez se pueda volver a la fe. Yo creo que es un don, sin ironia.

Ignis,
Lee el libro de Dawkins, el ultimo. Te va a gustar. Lo de la agricultura lo dejo para otro dia, si no te importa.

Hombredebarro,
Yo respeto todos los puntos de vista. Si te sientes comodo asi, adelante. Como decia antes, yo solamente cuento mi experiencia y doy mi opinion. La extremauncion yo la veo un poco dura.

Mad,
Es tiempo de descreidos, ya ves.
gyorch ha dicho que…
Frikosal, me has quitado las palabras de la boca sobre lo de Dawkins (The God delusion). Soy un fan de este tio desde que leía sus libros de evolución. Has visto sus programas de la BBC? La religión tiene que ofrecer alguna ventaja para la supervivencia o ser un efecto colateral de algún mecanismo cerebral. Lástima que sus argumentos (del libro) dificilmente harán mella en los que consideran una virtud el no atender a razones...
Espero impaciente la segunda grieta.
frikosal ha dicho que…
Si, Dawkins es bueno. El libro es demoledor, capitulo por capitulo.
nomesploraria ha dicho que…
Como se entere el Hermano Joaquín de lo que se está cociendo aquí, veréis.
Anónimo ha dicho que…
Alo
La pregunta... cuantos van al cielo? me ha hecho recordar mi infancia,concretamente cuando estaba haciendo la catequesis. Fue entoces cuando avisaron a mis padres, debido a que cualquier mención de la biblia o historia de las sagradas escrituras yo la cuestionaba, la analizaba y suponían que esas preguntas o ideas eran infundidas por alguien de casa y no de mi propia cosecha. A pesar de ello hice la comunión, (episodio oscuro de mi vida).
frikosal ha dicho que…
Si, si, yo también la hice, y además convencido.

Entradas populares de este blog

La libélula negra

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta