La segunda grieta

Aquella tarde bajamos ordenadamente las escaleras y tomamos asiento en las sillas de madera, amedrentados por el olor a cirio. Se apagó la luz, no hizo falta que las catequistas pidieran silencio, ya sabíamos que algo importante estaba por suceder.

Empezó la proyección, eran unas filminas de las misiones en Africa. Salía un joven sacerdote y misionero, con mucha convicción, que cruzaba el mundo desde Roma hasta un poblado circular de chozas amarillas, como la casita de paja del certito tonto. Y alli vivían unos negritos muy pobres, que sin ser malos del todo ignoraban las cosas de la fe por que nadie les había enseñado ni la catequesis elemental. Andaban en taparrabos y yo me avegoncé de preguntarme si se verían las tetas de las negritas, como en el documental de los Yanomamos. Pero no. Se veía algo más profundo: el corazón.

Los negritos al principio tenían el corazón negro por sus pecados y yo pensé que era lógico siendo negros. Poco a poco el misionero bueno los iba purificando y entonces se les veía el corazón cada vez más blanco, se lo había limpiado el Niño Jesús, ya estaban preparados para la Primera Comunión. Excepto el brujo, que era malísimo, viejo, con cara de mono, ese se quedó con el corazón negro hasta el final.

Una mañana ocurrió algo terrible. A un niño muy pequeñito le picó una serpiente venenosa. Se formó un corrillo de negritos asustados. El brujo venga danzar y gritar, como en las de Tarzán de los monos. Ya se veía que no podría curarle, menos mal que está el misionero. Pidió paso y los negritos con su nuevo corazón blanco se apartaron y pudo acercarse un poco al pobre niño que se estaba quedando rígido por el veneno. Parecía que iba a curarle, que tenía una medicina, por que si no ¿por que gritaba otra vez pidiendo paso?, ¿como es que empujó al brujo malo para abrirse camino?.

Y por fin llegó al lado del niño, lo cogió de los brazos de su madre llorosa. Casi no respiraba. Menos mal, ahora le hará un corte y le sorberá el veneno como en las del Oeste. El misionero sacó un frasco, será el antídoto, será una inyección. Hará un milagro, como Jesús. Pero no, era para bautizarle, justo justito antes de morir.

-Ahora ya está en el reino de los cielos con el Niño Jesús.

No pude entenderlo. Años más tarde, en segundo de BUP, cuando un amigo se pegó un tiro en la cabeza con la pistola de su padre, pasó unas horas agonizando con el cerebro destrozado. Y en lugar de dar la clase de latín, nos hicieron bajar a la Capilla y el Padre dijo que no quería tentar a Dios pidiendo la curación. Y yo pensé: como el misionero.

Comentarios

frikosal ha dicho que…
Espero que nadie se moleste.

Esta historia es exactamente igual como la recuerdo. La clase era de latin por pura casualidad, era a primera hora de la mañana.
nomesploraria ha dicho que…
Uf! a mi solament em feien veure les del padre Damian i els leprosos, pero al costat s'aquesta història, quedan com la Heidy i el seu avi.
igniszz ha dicho que…
Cruel historia, Friko. Ante hechos como este se corrobora aquello de "a Dios rogando y con el mazo dando".

Mi padre me explicó una anécdota de posguerra, en la que el "señor cura", al darse cuenta que faltaba alguien a misa, envió a la guardia civil a buscar a un pobre minero. Su pecado: labrar un puñado de tierra en domingo, porque el trabajo en la mina, de lunes a sabado, no le daba para mantener a sus hijos, huerfanos de madre. Eran otros tiempos, pero las mismas sotanas.

Ya ves, cumplir con el jefe es más importante que cumplir con los subordinados.
Miroslav Panciutti ha dicho que…
Tremenda la historia. Me has recordado (vagamente) proyecciones similares del día del domund, allá por los últimos sesenta. El cura de tu colegio, impresionante su soberbia de la que ni siquiera sería consciente: ¡no quería tentar a Dios!

Un saludo, agradeciéndote tu visita.
Moe Szyslak ha dicho que…
Terrible.
Desgraciadamente hay muchas historias de estas que quitan el hipo.
Saludos.
Bloggesa ha dicho que…
¿No quería tentar a Dios?
¿Qué era ese cura, el demonio? O tal vez no estuviera muy seguro de que Dios le escuchara...

Como han dicho antes, crueles historias.

Un abrazo.
Le Mosquito ha dicho que…
Ya avisaste de que la segunda grieta sería dura. Lo es.
Pero es de una dureza clara, blanca como el azabache

Por mi parte, ninguna molestia que ya no haya sentido antes.
Gracias.
Gladys Pinilla ha dicho que…
Iba por contestarle que no más se piensan que todo lo saben pero cai en la cuenta de lo malos que son también algunos miembros de la congregasion.
Ya me regresé de Barquisimeto de la fiesta de mi ahijada.
Mad Hatter ha dicho que…
El primer caso, me parece una actuación muy lógica de un sacerdote, ya que no contaba con ningún antídoto y un cura no tiene por qué saber de medicina.

El segundo es más fuerte y reprobable, pero no hay por qué dar por mala una religión porque algunos curas en momentos determinados hagan cosas reprobables o incluso contrarias a su fé. Los religiosos son personas con los mismos defectos que las demás.

En muchos partidos políticos no hay democracia interna, sin embargo a nadie se le ocurre decir que la Democracia no vale para nada. Hay una manía muy generalizada de pretender atribuir a las religiones un plus de perfección, que no procede tratándose de organizaciones humanas.
treehugger ha dicho que…
Esto ya no es una grieta, menudo socabon se puede leer en La Vanguardia
Anónimo ha dicho que…
Relato “Cuéntame” narrado de maravilla. Estás hecho un Don Pluma.

Curas capullos “per se” y curas capullos por ignorantes los hubo y los habrá, espero que menos aunque metan más ruido. También hay otras decenas de miles anónimos –de todas las creencias- que se dejan literalmente la piel por otra gente, en su barrio o en la china capuchina.
La grieta la tenían, en su caso, cada uno de los fulanos de tu historia. Pero es verdad que una sotana puede hacer mucho bien ... y mucho mal.

Ojalá exista lo Divino porque yo también estoy perdiendo la fe, en caída libre, pero en la humanidad.

Ánimo a todos jaja, el futuro está en nuestras manos.

Jesús A.
El futuro bloguero ha dicho que…
En lo de Bloggesa colgué yo una grieta muy cercana. En resumen, de todo lo que contaba allí, la frase que resume mi grieta es:

Es cierto que los frailes son peores que las monjas, o al menos los que nos tocaron a nosotros. Cuando digo tocaron no lo entrecomillo porque yo me libré, pero hubo algunos que si salieron "tocados" y no por la mano de dios sino por las manos pecaminosas de los pederastas que nos enseñaban.
frikosal ha dicho que…
Gracias por todos los comentatios.

Una vez mas ruego que nadie se lo tome mal, por que no es esa mi intencion. Yo cuento esta historia tal como fue, o por lo menos tal como la recuerdo.

No está de más recordar que la medicina no hizo nada, no pudo hacer nada, en ninguno de los dos casos. Yo creo que hay dolores que no se pueden consolar. Es un error que las personas tengamos consciencia y sin embargo seamos tan frágiles. Nos quedamos a mitad de camino entre los gusanos y los ángeles. Y asi estamos.

Nmp,
"El padre Damian y los leprosos"...

Ignis,
Mucha tela tuvo el tema.

Miroslav, Blogguesa, Moe,
Soberbia. No lo habia pensado pero tal vez era eso. Yo pense que era impotencia. Es que ¿que podia decir? La doctrina oficial es que el pobre chaval de 15 años se iba al infierno, por suicida.

Mosquito,
Si, fue dura. Aviso y digo que no quiero ofenfer a nadie, cuento lo que vivi.

Gladys,
Usted es la mejor. Podria usted bañarse en el lodo y saldría limpia.

Mad,
No digo que no fuera lógica su actuación, él hizo lo que se esperaba. Pero a mi eso me pareció un engaño. Y el segundo, como dije antes, tampoco hizo mal. No me hubiera gustado estar en su piel ese día. Yo alli mismo hubiera tirado la sotana. El problema, segun yo lo veo, es que el alivio al dolor humano que ellos ofrecen ya no es válido por que nadie se lo cree, ni muchos de ellos, me temo.


Th,
Ahora lo miro.

Jesus,
Agradezco tu comentario. No soy tan duro con esos dos señores como pudiera parecer. Como dije, yo no hubiera dado el tipo, alli mismo lo hubiera dejado.

Yo creo que la humanidad es capaz de hacer cosas maravillosas. Eso si, en pequeñas dosis.
Lo del futuro, ya te lo habre comentado, lo veo complicado.

Futuro,
Yo no vi nada de eso, algun rumor corria pero yo no lo vi. Tal vez por que siempre supe leer la mirada de las personas.
hombredebarro ha dicho que…
Si no fuera porque en los dos casos subyacen dos historias muy duras, diría que el catolicismo es, una vez más, una manifestación muy surrealista del modo que tiene el hombre de abordar sus problemas.
En la otra entrada alguien no entendió mi actitud frente a los sacramnetos. Voy a aclararla un poquito, sólo un poquito: En una farsa prefiero ser yo el más farso. Jamás voy a combatir el catolicismo con seriedad, porque jamás me lo he tomado en serio. Pero claro, se trata de una actitud muy personal, desdramatizada.
Un saludo.
Mad Hatter ha dicho que…
Con vuestro permiso sólo quería hacer tres puntualizaciones más:
El cristianismo no ofrece un alivio al dolor, como bien decís, el dolor no lo puede aliviar nada. Simplemente ofrece un modelo de vida para practicarlo aquí en la Tierra, que es ciertamente difícil y nadie, ni siquiera los santos, ha conseguido alcanzar plenamente, si fuese algo fácil no hubiese conseguido sobrevivir más de 2000 años.
No habría que fijarse tanto en los curas y religiosos, sino en nosotros mismos.
Quería puntualizar que no soy ningún defensor a ultranza de la Iglesia Católica, sino más bien todo lo contrario, hay muchas cosas que no me gustan de la Jerarquía eclesiástica, precisamente porque sí que aprecio la religión cristiana. Podeis ver un pequeño ejemplo de lo que quiero decir en la entrada que hice en relación a la homosexualidad.
Le Mosquito ha dicho que…
Y entiendo que quieras avisar, aunque con mi comentario quería significar que me parece un amable aviso y en contraposición con aquellos que no lo hacen, y te atacan por la espalda.
El reflejo de una vivencia, por muy dura que sea, y en cuyo desarrollo intervienen gentes malas (perdóname, pero veo gente mala) es una realidad, y si la realidad molsta a alguien... Estaría bueno que la víctima tenga que pedir disculpas a priori y a quienes puedan ver en el relato de una vivencia personal el ataque a toda una comunidad.
Anónimo ha dicho que…
Dr. Frikosal,
Atraído por la afición a la fotografía, en estos últimos dias he disfrutado leyendo sus escritos. De la técnica fotográfica he pasado a estos otros debates próximos al "sexo de los ángeles" y he podido recuperar temas que, aunque ahora olvidados, plantearon para mi grandes encrucijadas: no recuerdo en concreto cuales fueron mis grietas, como usted las llama, pero seguro que haberlas las hubo. Entiendo que, para los que recibimos una educación católica, la propia infalibilidad que pregonaba fue la causante de su fracaso.
Reciba mi felicitación y un cordial saludo.

Lom

Entradas populares de este blog

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta