Neuróptero del 95, en Velvia

Hace 11 años, nada menos. En 1995, servidor de Vds, con el primer suelo íntegro de su espléndida beca de doctorado (en dinámica de fluidos computacional), más unos ahorrillos, se compró una Nikon 601 AF.

Al cabo de unos meses, un Micro Nikkor 60 AF en Andorra. Tuve mucha suerte por que habia salido la versión D hacia poco y nadie quería los antiguos. Necios, por que para macro la "D" no sirve absolutamente para nada. Total, que después de patearnos Andorra entera mi Santa y servidor, regateando y otras cosas que no diré, me presenté en casa con el Micro 60 por dos duretes.

Y a veces, me levantaba a las 5 para llegar antes del alba a los posaderos de los insectos más preciosos. Con un rollo de Velvia cargado en la cámara. Un lujo. Y a las 9 en el trabajo.

Tiraba a F32 o F64 ( ¡ todo el mundo tiene un pasado !), prescindiendo totalmente de la luz natural. Iluminaba exclusivamente con dos flashes, sostenidos con un soporte Manfrotto. A veces ponia un difusor hecho en casa que otro dia os enseñare.

A pesar del TTL, no era asunto fácil dar con la exposición correcta del flash, sobretodo si el sujeto no estaba en el centro de la imagen. Habia que corregir a ojo a veces dos o mas puntos. Los que han tirado diapositivas saben lo difíciles que son.

Sin ningún aficionado al tema en mi círculo de amigos, el progreso no era fácil. Aunque parezca mentira, internet entonces apenas si existía.

La 601, el Micro 60 AF y los dos Metz siguen funcionando perfectamente.

Aqui dejo una foto, un Libelloides de aquellos tiempos de antes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta