La luna, yo y la sombra que me seguía

Somos tres: la luna, yo y la sombra que me seguía (Li-Po)

Comentarios

igniszz ha dicho que…
De pequeño siempre me gustaba jugar a ser el gigante de las patas largas. Es curioso ver cómo la perspectiva estropea el teorema de Tales.
Osselin ha dicho que…
Me imagino que hace miles de años, un cazador-recolector contemplaba ese mismo efecto¿Cuáles serían sus pensamientos?

¿Puede incluso la sombra de uno mismo ser una compañera de viaje en la noche?

Lo que es cierto es que desde los balbuceos neolíticos hasta el programa Apollo, el ser humano ha ido avanzando entre el animismo, el misticismo y el descubrimiento real. ¡Qué sentirían los protagonistas de este video
In the shadow of de moon
Bufaforat ha dicho que…
Por carnaval la Luna se disfraza de astro rei.
Amig@mi@ ha dicho que…
¿Se puede pedir mejor compañía?
Un abrazo
Joselu ha dicho que…
Me encanta hacer fotos de mi sombra, de las sombras en general… Especialmente cuando llega el atardecer. He caminado mucho observando mi sombra en mi faceta de peregrino. Es una forma de captar lo inasible, lo fugaz, el otro lado tal vez.
MartinAngelair ha dicho que…
Por el amor de Dios!!!


...y después pretendes llevarte una Salewa Neutrino 1, por si te apetece quedarte a dormir en 'el monte',...

...a ver cómo haces para que esa sombra pueda, también, acompañarte en tu sueño.




(de verdad qué raro que eres!!!,... :)






Un beso.
B.N.C.M.

Entradas populares de este blog

La libélula negra

Sobre la reproducción de las libélulas

Andrómeda en el palacio de Siddharta