jueves, diciembre 09, 2010

Ejercicios espirituales para ateos

Estoy progresando en la cuestión (para mi fundamental) de la espiritualidad que no se basa en la fe. Me atrevo a irles proponiendo algunos ejercicios espirituales, que naturalmente son opcionales.

El de hoy: Desplazarse a un lugar espléndido, y de acceso moderadamente difícil, para contemplar el amanecer. Pensar que puede ser el último y hacer una fotografía, por modesta que sea, para recordarlo.

30 comentarios:

Jordi Busqué dijo...

Comparto su interés en la cuestión, Dr.

Espero que continue informando de sus progresos.

frikosal dijo...

Informaré, informaré. He avanzado desde un punto de vista teórico, leyendo a gente que se ha ocupado de la cuestión y también reinterpretando algunas experiencias anteriores.

A los sabios que han estudiado el tema, si no fueran tan serios, les propondría la adopción de St. Llibori de Puigpelat como patrono. Ese hombre fue un visionario.

Albert dijo...

Esta foto de "La Mola" está tomada desde la cueva eremitorio de Sant Llibori?
Algún día me gustaría peregrinar hasta ella...

Albert dijo...

por cierto, espléndida foto!!!

Ema dijo...

Soy tan joven y tan dependiente..
Ignoro o me cuesta aceptar lo corta que es la vida o hacerme la idea de que cada día podría ser el último.
Y no puedo irme por ahí sin excusa alguna, sin embargo, voy a ver si me hago un tiempo alguno de estos días.

@ngel dijo...

El amanecer es un momento mágico, para todos, ateos y no ateos.
Ya si es desde un punto de vista menos accesible, más magico todavía.

Ramon Portillo dijo...

y mientras ¿quién te lleva a los críos al cole?

ercanito dijo...

Deseoso estoy de lograr esto, pero siempre me propongo lugares prohibidos. El último, una torre de vigilancia forestal contra incendios, con vayas y alambradas de espino mucho más altas que yo. Pero es que tienen unas vistas...

la desanchá dijo...

Dr., a mí a esas horas el lugar más espléndido que se me ocurre es mi propia cama. Y más en invierno.
Dicho sea sin menoscabo de su espiritual ejercicio.


Es usted un héroe, un santo laico y un filósofo de acción.

frikosal dijo...

Ema,
Hay un momento para cada cosa en la vida. Además, la dificultad de acceso es algo relativo, puede ser simplemente abrir la ventana del comedor si es que da al este.

frikosal dijo...

Ercanito, ten cuidado.

frikosal dijo...

Ramón,
Ese es en efecto un problema, pero tenga en cuenta que ese día en particular era sábado.

frikosal dijo...

Albert,
Fueron variadas las andanzas del Santo y muy probablemente pasó por ese punto.

Joselu dijo...

Desde la ciudad dormitorio -en que también resido- no sé adónde tendría que irme de madrugada. Lo cierto es que soy un ignorante en cuanto a mis cercanías. Hubo un tiempo en que ascendía volcanes en erupción en Indonesia durante toda la noche para ver el amanecer junto al cráter. Intentaremos hacer algún ejercicio espiritual de esta guisa en esta próximas navidades. Seguiremos hablando.

unsui dijo...

Conforme voy creciendo en experiencia-o sea me hago viejo- va siendo cada vez más evidente para mí que fe y espiritualidad, son bastante contrapuestos. Un solo amanecer cultiva más el espíritu que 644 misas. Al menos en mi caso
Mágnífico blog
Un cordial saludo

Miazuldemar dijo...

Yo sólo quería decir...GRACIAS por su blog señor Frikosal, aunque no comente en todas sus entradas no me pierdo una letra de ninguna.

Menos mal que le tengo a usted para recordarme las cosas importantes de la vida en momentos como éste en que todos los intereses de las personas que me rodean son puramente materiales.

treehugger dijo...

Gracias por compartir uno de estos magicos amaneceres. Me gusta mas su encuadre que el mio. Sera culpa de la correa de mi camara?

Anónimo dijo...

Ayer hablaba Mario Conde de esa "espiriualidad atea", de la falta de "espiritualidad humanista", aunque de forma mucho más grandilocuente como ud. se puede imaginar.

No puedo evitar que me haga sonreir pensar en el paralelismo, aunque de uno de los dos desconfie por naturaleza nada más ver sus inciales.

El tema no deja de ser por eso interesantísimo y mejor nos iría a todos si paráramos el mundo algún instante de vez en cuando.

Jesús A.

Anónimo dijo...

Ah! la foto, preciosa, sin duda transmite lo que escribe aunque ...

miéntame y dígame que no le produce estrés frente a la cámara ver como se escapa el amancer.

Jesús A.

frikosal dijo...

Jesus,

Podría ser que ese señor hubiera experimentado una metamorfosis absoluta pero a mi me parece que su mirada es la de siempre. Es una mirada que conozco bien y no me gusta.

Es una sensación muy especial tratar de capturar esas imagenes, puede ser estresante desde luego, pero no siempre lo es, a veces los encuadres y las luces salen solos. De todos modos hace dos o tres días perdí una foto estupenda por mi torpeza y me sentí mal.

Anónimo dijo...

Buen consejo. Lo haré cuando se me pase la fiebre

Jordi Busqué dijo...

Mis mentores en este campo -a parte de Vd. se entiende- son el gran Thoreau, cuya mística y espiritualidad se inspiran en la naturaleza, y por otro lado Carl Sagan que se inspira en la ciencia.

Yo creo que fuera de la religión se encuentran fuentes de espiritualidad superiores.

Erna Ehlert dijo...

Desde luego es de ensueño esta imagen con estos colores “tempranos” tan suaves.

Josep Fábrega Agea dijo...

Imaginar que es el último amanecer es un acto de fe. Imaginar que no va a ser el último amanecer es asimismo un acto de fe.
That's life!

frikosal dijo...

Jordi,
Tienes que hacer unas entradas sobre Thoreau !
Yo creo que en otras épocas había grandes personajes religiosos, me viene a la cabeza Ramón Llull por ejemplo.

MartinAngelair dijo...

Como si fuese el primero, y como si fuese el último.


Pues sí...





Beso.
B.N.C.M.

ercanito dijo...

Tendré cuidado. No me queda otra Manel, que estoy esperando una operación en un tobillo roto, pero de este invierno no paso sin saltar.

Icíar dijo...

Es que frikosal es espiritual y creyente, a pesar de Pulpoernesto. Hay un filósofo (que no voy a decir por si los prejuicios no permiten que se le escuche), que dice:

"En cuanto a Dios, lo entiendo como "un concepto históricamente condicionado, con el que el hombre ha expresado su anhelo de verdad y de unidad en un determinado período histórico", es decir, poseer un espíritu religioso (espiritual), aunque no se sea creyente".

“La persona verdaderamente religiosa, que capta la esencia monoteísta, no reza por nada, no espera nada de Dios…….. No habla de Dios, ni siquiera menciona su nombre…..”

Cuando se está en un espacio así, y uno se renueva, creo que se podría decir que se es creyente.

¡Feliz Navidad a todos!

igniszz dijo...

Un día tienes que venir a un mirador muy especial con vistas a esa montaña, antes de que se acabe todo.

Altamar dijo...

me voy poniendo al corriente con los ejercicios espirituales ;)

saludos desde M'exico.

http://www.flickr.com/photos/altamar/5312522422/