domingo, diciembre 05, 2010

Pensamientos navideños

Me ponen enfermo la falsa alegría de los villancicos y las estanterías abarrotadas de polvorones en el supermercado. Quisiera restituir el silencio original del mundo.

11 comentarios:

MartinAngelair dijo...

Uff!!



Si esto es lo que programas,...


...no te queda nada.



(Te vas hartar de escuchar música,... de Navidad)




...y no nos queda nada.


Habrá que regalártela.






Besos y disfrutad estos días.

Un profe cualquiera... dijo...

Unas navidades, durante 10 días, estuve haciendo un curso de meditación vipassana (no entraré en detalles de qué es, abajo dejo un link), durante el cual era obligatorio guardar noble silencio, como ellos decían. Era en un pueblito segoviano. El día 31, acostados ya, oímos a lo lejos las campanadas anunciando el nuevo año, fue el único contacto con la navidad ese año... Recuerdo la nieve, la comida rica y sana, sin hablar, sin ver tele, alejado de cualquier problema... Toda una experiencia, te la recomiendo, Doctor Frikosal.

www.dhamma.org

Josep Fábrega Agea dijo...

Hay que mirarse en el espejo de los hijos,sobrinos,nietos, etc
Estas fiestas son para ellos.
Te veo muy nostálgico revestido de una melancolía sino amarga cuanto menos agridulce. No sési pasas de los 45,pero, por si te sirve de algo, si pasasdelos 45 este estadode ánimo es absolutamente normal. Es así de claro.
Así que no te preocupes,mírate en el espejo de los inocentes y no en el de los ausentes.
Un abrazo alfanumérico.

MartinAngelair dijo...

El uff!!, es por tu fotografía.


Es preciosa.




B.

Miguel dijo...

En cambio, a mí, ver los escaparates iluminados y luces en mi ciudad, me alegra. Me gustan estas fiestas. ¡Qué se le va a hacer...!

Un abrazo.

MartinAngelair dijo...

Este vídeo es de 'hilo musical',


lo sé,...:)



...pero con esto también quiero decir, que muchas familias viven y dibujan espacios para los que aman,


...para los que están,...y no están.



Y en Navidad,...pues también.





Y ya no más comentarios,...o acabarás por enfadarte conmigo,... :)




...

http://www.youtube.com/watch?v=VzFpg271sm8&feature=player_embedded#!

...




Buenas noches.

ercanito dijo...

Yo no le canto al Niño Dios, pero estas fechas me traen muy buenos recuerdos. Aquí cada uno tiene un parecer. Algunos hasta desean la muerte a otros, como sucedíó hace dos mil diez años.

Albert dijo...

Nos reuníamos en casa de los abuelos, no teníamos nada, pero éramos felices, hasta que un día, la Navidad se infectó de una enfermedad llamada "consumo". Languideció lentamente hasta morir, hasta que el viento del tiempo se llevó de la memoria colectiva cualquier rastro de lo que fue, y entonces, los "mercados" nos trajeron una nueva navidad (en minúsculas) de plástico, seguramente producida en China. Nos llenan las calles de luces, para recordarnos que hoy la navidad es como un casino de Las Vegas, entra gasta y seras feliz. Los balcones que se precian, aparecen escalados por unos ridículos señores vestidos de rojo, rojo como las cuentas del parado al que solo le queda la dignidad, eso si, engalanada con guirnaldas y espumillón hecho por manos de niño en el sudeste asiático, y para asiático el lujo que se permitirán los funcionarios con un 40% menos de paga. "Paga y vayámonos, que ya no nos queda mas para gastar, ahora deja que llore el señor comerciante, eso va a cuenta de lo que rió cuando nos bajaron el sueldo un 5% hace unos meses, ahora dejales que sean ellos los que lloren y se preocupen"
Pero no, no se preocupen, que mi alcalde, como es navidad, se ha puesto manos a la obra con lo de la pobreza, eso si, como no tiene cojones para erradicarla, simplemente ha dicho a la guardia municipal que la esconda...
si no me ven durante unos días, ya saben el motivo...

Belnu dijo...

Sí, la Navidad es altamente contaminante, sobre todo en este país. Una vez la pasé en Luxemburgo y todo eran conciertos de campanas, mozartianas, conciertos en iglesias de música sacra y en las calles y me pareció otra cosa. Aunque sean cristianos, tienen mejor gusto. Aquí, entre el despilfarro y el feísmo de las luces y los horribles villancicos, la hipocresía de amor familiar y la tristeza que hay detrás de todo eso...

Paco Elvira dijo...

Hombre, veo que ha aparecido por aquí Hugo Solo pregonando sus buenos deseos repletos de espíritu navideño.

no ho diguis dijo...

Escucha el silencio de la hoja que se mece pausadamente y sin prisa, en su caída, hasta remansarse en el suelo.
Siente el latido silencioso de la semilla dormida en el interior de la tierra esperando su momento.
Mira la silenciosa quietud de la lagartija que retoza sobre la piedra que se emborrachó de sol.
Parpadea silenciosamente el cromatismo del día naciente y del somnoliento que bosteza.
Contempla la tiara celeste en las noches limpias de ruido, más allá de Orión, y el gran silencio resonará en tu corazón de hombre.
No ho diguis :)))