miércoles, febrero 24, 2010

Así empezó el incendio

Esta foto está tirada con un 20mm, que son 30mm en la D200 que tenía entonces, a 1/125. Dice la teoría que tirando a 1/30 de segundo hubiera bastado para que no saliera movida, yo tiré 4 veces más rápido pero la foto ha salido irremediablemente movida. Es difícil hacerlo peor, esta debe ser la peor foto de mi vida. Pero es que el campo estaba ardiendo, junto a la única carretera de acceso al pueblo donde estaba mi familia, hacía un viento de mil demonios y al final del campo hay un bosque.

Yo fui el primero en ver el fuego, llamé a los bomberos, dejé a los niños en el pueblo, avisé y me llevé al viejo pastor para que me aconsejara. Siguiendo sus indicaciones, con el hacha que siempre llevo (cosa que al parecer es ilegal), cortamos un boj, que parece ser especialmente resistente al fuego. Y a golpes de boj tratamos de controlar las llamas que había originado un cable que todavía estaba chisporroteando por el suelo. El viento hace que la más mínima llama crezca con una rapidez increíble, el fuego parece tener vida propia y las palabras "fuego controlado" suenan a broma. Mientras hay una brizna de hierba ardiendo no hay nada controlado, si uno está solo. Vino más gente, y entre unos cuantos pudimos aguantar hasta que al cabo de una hora larga llegaron los bomberos y un helicóptero cargado de agua. Yo estaba agotado y sobrepasado, solos no hubiéramos podido apagarlo, y hubiera podido ser muy grave. Debo decir que justo antes de que llegaran, miré a la carretera y vi que detrás del humo había como 15 o 20 personas junto a los coches, mirando a los que estábamos trabajando.

Otro día les pongo fotos de los bomberos y del helicóptero, cuando todo ya casi había pasado.Pero hablemos de esta foto. Me llevó dos minutos hacer esta foto. ¿Mereció la pena perder ese tiempo? ¿Tiene algún valor documental?

23 comentarios:

Jordi Busqué dijo...

No me parece en absoluto mala, la foto. Transmite todo su nerviosismo y se ve que la estaba sacando en un estado de alerta máxima.

MartinAngelair dijo...

Ayer acabé agotada,...


...cenamos dos veces, por si acaso.




Siempre ganan los volcanes de bicarbonato de todos los años, ante plataformas, que son puertas a otros espacios. (capítulo verídico)





Mañana, te acompaño decentemente a esta entrada.




Muchos besos y buenas noches.

Ema dijo...

A mi la fotografía me gusta y hasta me animo a decir que salió mejor así, movida, que si hubriera estado 'bien hecha'.
¿Mereció la pena perder ese tiempo?
Sí, yo creo que hay muy pocas cosas en las que no vale la pena gastar el tiempo.
¿Tiene algún valor documental?
Lo dudo.

treeHugger dijo...

A mi la foto me gusta, y pensar que podría estar hecha con un móvil...

El fuego en estampida uno tiene que haberlo vivido una vez en la vida para darse cuenta de su magnitud.

De los políticos en estampida prefiero no opinar...

Joselu dijo...

Buen tema en estos días que se está debatiendo en el Parlament el incendio de Horta de Sant Joan en que murieron cinco bomberos. Si dices que la dotación de bomberos, el helicóptero, tardó una hora larga en llegar, me temo que se pierde un tiempo precioso en que el incendio, sin haber voluntarios espontáneos como vosotros, gana en magnitud y se hace difícilmente controlable. Y en cuanto a la foto, quien es fotógrafo de verdad sabe que pondría el disparador automático para poder registrar el momento de su propia muerte aunque con la objeción de que no podría ver el resultado.

Icíar dijo...

¿Un cable? ¿Lo provocó un cable del tendido eléctrico? Eso sí que no me hace mucha 'gracia'. ¡Madre mía¡
Lo de los 20 mirando es muy simbólico de lo que nos falta entender.

El otro día estaba leyendo en El País un artículo del dibujante de las caricaturas de Mahoma, que vive en su casa, su casa ahora convertida en una cárcel. Un espanto la exixtencia de esas reacciones. Pero del artículo, lo que me dejó completamente helada, helada, helada, fue que cuando vio que un somalí con un hacha estaba rompiendo el cristal, se fue corriendo a encerrarse en 'la habitación del pánico' de la casa. Dejó a una niña de 5 años, supongo que su nieta, fuera. Le preguntaron si la madre se había enfadado y dijo: ¡No¡, ambos sabíamos que a ella no le iba a pasar nada. :(

ercanito dijo...

Ahora es fácil conestarte porque no hubo consecuencias. Eso sí, me quedo con el comentario de Jordi Busqué, y es que ese movimiento es inherente al estado de inquietud de la situación.
¿No has visto algunas fotos tomadas durante el terremoto de Haití? no hay una nítida, y le confiere a cada imagen un poder documental bestial.

nomesploraria dijo...

Sí mereció la pena hacerla. Impresionante lo de las 20 personas. Yo me hubiera cagado en sus muertos. Me desespera esa naturaleza humana tan estúpida que lleva a la gente a hacer corro cuando hay un accidente sin prestar ninguna ayuda y entorpeciendo a los que sí la prestan.

Miazuldemar dijo...

Yo también he vivido situaciones angustiosas, donde el hacer una foto o un vídeo no entra en la cabeza en esos momentos. No está uno para esas cosas. Aunque no es una buena fotografía sirve para recordar el momento y quizá tenga más sentido documental para usted que para nosotros, que es lo más importante. Enhorabuena por su actuación y sí, lo de los demás mirando mientras incluso te exigen que hagas, como me ha pasado a mí a veces...dan ganas de ...x=#~#~*grrrr!!!! No se llega a entender.

Nacho Vega dijo...

Hola Frikosal:

Lo que mereció la pena no fue el hecho de hacer la foto. Fue, en primer lugar, haber llamado con prontitud a los bomberos. Y, en segundo lugar, fue haber hecho lo posible (en compañía del pastor y en la medida de vuestras posibilidades) para que la cosa no pasara a mayores. La actuación de los "mirandas" de turno mejor no la comento. Prefiero quedarme con lo bueno, antes que con lo "menos bueno".

En cuanto a la foto, buena o mala en su calidad, vale para apoyar con una imagen una forma de actuar que considero correcta. Solamente falta otra foto: La de los "ingenieros" mirando al Tendido.

Un cordial saludo desde Asturias. Y felicidades por este estupendo blog.

Nacho.

Belnu dijo...

Yo no opinaré sobre el valor técnico de la foto, a mí me sirve como imagen junto con el texto con toda la carga dramática y triste de ese fuego y de tantos otros que destruyen el mundo, y no puedo evitar leerla en otro sentido, pero eso es ya cosa mía

El futuro bloguero dijo...

Lo importante era hacer lo que había que hacer...

Llamar a los bomberos e intentar apagar el fuego con lo que hubiera.

Lo triste, el papel de los "mirones" que no intentaron hacer nada por ayudar.

Tremenda la tardanza del helicóptero.

La foto, tiene un valor especial por haber estado allí, por recordar ese miedo y urgencia, y necesidad y angustia.

Además supongo que sería difícil por el aire caliente, conseguir un enfoque correcto

igniszz dijo...

Hay que entender a los mirones. La carbonilla no se quita ni con lejia, y el humo deja olor. Es mejor esperar dentro del coche hasta que se pueda pasar y salir pitando por si las moscas. Si además lo grabas con el móvil, igual te dan una pasta en algún programa de sucesos.

igniszz dijo...

Si te sirve de consuelo, yo también he vivido esa situación angustiante de que el fuego puede con todo, y que su poder avanza exponencialmente, mientras tus posibilidades dismunuyen linealmente.

frikosal dijo...

Jordi,
Me interesa su punto de vista respecto de la foto!

frikosal dijo...

MartinA,
Debe usted cuidarse, esas cenas son malas y además entorpecen el blogueo :)
Buenas noches

frikosal dijo...

Ema,
Muchas gracias, veo que lo ves como Jordi

frikosal dijo...

Th,
De los políticos mejor no hablar, hasta que ya no podamos.

frikosal dijo...

Joselu,
No me parece mucho tiempo una hora, tuvieron que comprobarlo, y es un lugar remoto. En Aragón, por cierto. A mi me pareció razonable. Tal vez el helicóptero hubiera podido correr un poco más, pero no me quejo.

frikosal dijo...

Icíar,
Si, un cable, si que da miedo..

frikosal dijo...

" quien es fotógrafo de verdad sabe que pondría el disparador automático para poder registrar el momento de su propia muerte aunque con la objeción de que no podría ver el resultado."

Hay una foto de un fotógrado famoso fotografiando su propia pierna gravemente herida mientras le llevan en camilla por el hospital; yo no se si llego a tanto, en casos realmente apurados no he hecho fotos.

Miazuldemar dijo...

A mí eso me parece ya un poco obsesivo...

Erna Ehlert dijo...

Puede que sea mala como foto técnicamente vista, pero impresiona un montón.
Ya creo que pasaste pena.
El fuego es una potencia tremenda y sin control da miedo.
Lo he experimentado.
Que en este momento se te ocurrió hacer la foto de documentación veo muy normal en una persona como tu, que quieres transmitir tus vivencias.
Y lo de los mirones es una pena, pero están y en todas partes.

Saludos