La Nikon F que regresó de Vietnam - II

Después de hablar de la cámara, ahora viene la parte agridulde.

Una cámara fotográfica es un aparato muy especial, que se usa para dejar constancia de instantes memorables: el nacimiento de un hijo, una guerra, un viaje que no repetiremos... Yo no creo en esas cosas de las energías positivas y negativas y las vibraciones, pero ¿no podría ser que una cámara fuera también como un acumulador de emociones humanas? Tal vez por eso a mi no me gustan las máquinas en perfecto estado, las llamadas “mint” en la jerga de los coleccionistas. Prefiero que estén usadas. En perfecto funcionamiento por que yo las compro pensando en hacer fotos, pero con marcas de haber vivido.

En Ebay normalmente hay diez o doce Nikon F a la venta. Esta me llamó la atención por el visor sin fotómetro, por que estaba muy usada y por el color negro, que como se verá tenía su razón de ser. Una mirada más atenta reveló que había un nombre grabado: "Paul Harrington". Para el vendedor eso era más bien un defecto. Pero ¿quién podría haber sido Paul Harrington? Tal vez fue alguien conocido, la F en sus tiempos costaba mucho dinero y no la tenía cualquiera (aunque hoy en día suele ocurrir que algunos aficionados tienen mejores equipos que los profesionales).

...click para seguir leyendo... En otra época me hubiera quedado para siempre con la incógnita pero como ustedes podrán comprobar, un vistazo al google revela la existencia de un tal Paul Harrington. Ahora mismo este texto que leen ya está alterando la red y es posible que si buscan a Paul encuentren esta historia. Pero en el 2005 todo lo que decía el oráculo de la red es que un cierto Paul Harrington había sido fotógrafo militar en Vietnam. Incluso había ganado el premio “Military photographer of the year, 1974” ¿Habría sido el propietario de la cámara?

Quienes hayan visto Apocalypse Now recordarán en primer lugar la escena surreal de los helicópteros acercándose a la playa con la música de Wagner y tal vez también al fotógrafo loco que aparece en las escenas finales, las que dan sentido a la película, con varias F colgadas del cuello. A mi no me gustan en absoluto las guerras ni los militares, pero el fotógrafo de guerra me parece un personaje fascinante. Cada guerra ha tenido sus fotógrafos y sus cámaras: Kappa fotografió al miliciano y desembarcó en Normandía con una Leica. A Vietnam fueron las F y de nuevo las Leicas, como la que hizo la foto de la niña quemada con napalm (que por cierto hoy en día difícilmente hubiera salido a la luz pública), las guerras de los Balcanes creo que las cubrieron sobretodo las Canon EOS... Tal como yo veo las cosas, la misión principal del soldado es seguir con vida y causar el menor mal posible, pero el fotógrafo tiene algo que da sentido a su valor: documentar la barbarie humana, con la esperanza –vana- de poder evitarla.

¿Cuántos Paul Harrington han sido fotógrafos profesionales? Sin poder saber a ciencia cierta quien fue el propietario de la F negra, en lugar de ahorrar dinero para mi vejez, pujé... y la gané. Varias semanas después, ya con la cámara en mis manos continué buscando y escribí varios correos hasta que finalmente conseguí el email de un tal Paul Harrington. Le escribí preguntando si él había sido el propietario y el fotógrafo en Vietnam. El mismo día me respondió. Con un cierto temblor de manos abrí la respuesta y efectivamente: esta que tengo en casa junto con otros cachivaches es la cámara que Paul Harrington, fotógrafo militar del año 1974 utilizó en Vietnam.

Intercambiamos varios correos. Entiendo –pero no lo se seguro- que él no era un reportero si no más bien un soldado, a veces a pie, a veces montado en un helicóptero. Un sargento, para ser exactos. Como tantos otros, pero él estaba encargado de hacer fotos. Con esta cámara. Imagino que para dejar constancia del efecto de los ataques. Me habló de las muchas veces que les habían disparado, de muchos combates aéreos, del mucho plomo que había el cielo.

Le pregunté como se las arreglaba para hacer fotos, sin fotómetro, sin motor... “El fotómetro era para los estudios”. Me cuesta interpretar su jerga militar de la guerra del Vietnam. Llevaba tres cámaras, con objetivos de 35mm, 80-200mm o 180mm. A principios de los 70 Paul Harrington perdió la cámara en Boston. A saber donde estuvo durante 35 años hasta que yo la compré en el 2005.

Paul Harrington dejó el ejército en 1981 y trabajó para Associated Press durante 23 años. En el 2005 era editor gráfico, tal vez retirado -no me quedó claro- y si se presentaba una buena ocasión hacía fotos con una Nikon, una coolpix. No he vuelto a saber de él, pero contestó a todos mis correos, en el último me dijo Have fun with the "F".

Yo ahora utilizo esta cámara para fotografiar a la familia, a mis amigos (y no siempre acierto la exposición), estrellas, y algunas veces insectos. Reconozco que la compré pensando en venderla otra vez, tal vez a alguien interesado en los efectos militares, pero como casi todos mis negocios este también va a ser una ruina: me la voy a quedar. Yo no quisiera ver todo lo que vio esta cámara ni el fotógrafo que estaba detrás, ni puedo remediar tanta tantísima guerra, ni las pasadas ni las presentes... pero a lo mejor fotografiando escenas agradables mejoro la energía de la cámara que regresó del Vietnam ¿quién sabe?

Disculpen si me extendí demasiado.

Comentarios

...antidoto esencial ha dicho que…
No te extendiste demasiado en absoluto, al menos para mi gusto. Me fascina la historia, como me fascinan los artilugios de otras épocas.
(creo haberte visto con la F en las manos otra ocasión, además de la del enlace de tu texto..., en la presentación del libro de Isabel, si mal no recuerdo. ¿Cómo quedaron esas fotos?).
Una abraçada gran, post festes (per fi).
Adri S. ha dicho que…
Es fascinante el imaginar la de historias que puede tener esa camara.
Inuit ha dicho que…
Frikosal,
Esto es un guión de cine,es que lo veo..tú en la subasta,las pesquisas hasta encontrar al antiguo propietario, os cruzáis correos, lo vas a visitar y empieza la voz en offf y la peli.... los lugares y las vivencias ..cada grupo de ideas una foto fija en blanco y negro (como para atrapar el tiempo y a la vez para focalizar al espectador y el contexto que da paso a otra situaciones escénicas....
Ánímate o propónselo a alguien que escriba...el título podría ser el nombre de él "Paul Harrington"
Ufffffff una peli muy buena, de autor y el Només haciendo el diseño de los títulos de crédito
..la música, ya veríamos.
Inuits
nomesploraria ha dicho que…
Debo denunciar aquí que el Egregio Agrimensor me difama porque mi F3 tiene fotómetro y según él, es poco varonil (con perdón de las señoras).

(molt bo, molt bo, molt bo, com sempre)
Amig@mi@ ha dicho que…
Estoy completamente de acuerdo con Inuit, o guión de cine o novela. Qué historia tan llena de vibraciones ( lo creas o no)ME ENCANTÓ.
Besos
zbelnu ha dicho que…
Qué historia genial. A mí también me gustan los objetos con historia, no las cámaras, que no sé utilizar, pero sí las casas. A diferencia de ti, yo no puedo evitar creer en cierta manera en los fantasmas, o más bien, en que dejamos restos de nosotros en los lugares y las cosas. Por ejemplo, hay lugares prehistóricos o algunos templos que están cargados de algo, no sé qué, tal vez la gente ha deseado, llorado, pedido allí, o era gente muy desesperada y yo noto su rastro. También me pasó en la zona cero de NY, después del atentado. Supe que habíamos llegado mucho antes de ver las flores porque se notaba algo brutal, algo desconsolado, arrancado. Ya sé que pensarás que estoy loca o soy una de esas iluminadas. Yo sólo digo lo que he sentido. En realidad, ¿qué sabemos de ciertas cosas? Puede haber una explicación científica que aún no haya llegado...
Joselu ha dicho que…
Fascinante relato que carga de energía a un objeto inanimado, y que pasa a ser, en algún sentido, vivo y con espíritu, el de sus poseedores. Yo no he poseído cámaras con tanta historia como la tuya, pero sí que mis cámaras se llenan de fuerza y de romanticismo a fuerza de ser utilizadas. Di la vuelta al mundo para comprar una Olimpus XA, que compré finalmente en Singapur a un precio que era la cuarta parte que en Barcelona. La perdí años después, con harto dolor, en Atenas. Ojalá haya alguien que la siga utilizando con tanto placer como yo.
Erna Ehlert ha dicho que…
Interesante la historia de la Nikon F.
Por cierto, mi padre también hacia de fotógrafo en el tiempo de guerra.
El tenia una Leica y después de la guerra la usaba para hacer nos fotos cuando éramos muy pequeños. Me acuerdo aun de ella y de sus artilugios para revelar las fotografías. Me acuerdo que jugamos con los carretes cuando el no estaba. Luego venia la bronca.
No tengo idea donde ha ido a parar esta cámara.
En la posguerra había mucha hambre y cualquier cosa que no hacia falta para sobrevivir se cambió a los payeses por algo de comida. A mejor le tocó este destino a la cámara también.
Manel, me preguntas en mi blog sobre la contaminación lumínica en Mallorca.
Yo he visto en varios puntos la Vía Láctea y muy nítida. Claro, depende mucho de la humedad en el aire, que en la isla es muchas veces muy alta.
Hay un observatorio en Costitx, supongo por buenas condiciones.
Me parece que la Comuna de Bunyola debe de ser una de las zonas menos contaminadas, es una extensión bastante grande de montes públicos prácticamente virgen.

Un saludo
igniszz ha dicho que…
Qué interesante.
No me extraña que, por lo que cuentas, el antiguo dueño no tenga especial interés por recuperar la cámara.
Anónimo ha dicho que…
Magnífica historia en torno a tu F, llena de dramatismo, digna de integrarse en un relato más largo. Gracias Friko por la emoción.

Un saludo lleno de admiración.
frikosal ha dicho que…
Pero que mal va la conexión de la red !! Y esto que tengo timofónica, que es la de siempre. A los adictos eso es como quitarnos el aire.. Me voy a dormir entre o no entre el mensaje y mañana si la red lo permite contesto.
frikosal ha dicho que…
Antídoto,
No siempre es esa F, que es dificilita de usar excepto de día. El día del libro era una FM2, mucho más moderna.. pero muy antigua. Las fotos del libro las revelé hace poco.. ya te las enseñaré.
frikosal ha dicho que…
Adri,
Si que lo es, desde luego. Y un poco escalofriante..
frikosal ha dicho que…
Inuit,
Un socio capitalista es lo que siempre nos ha faltado.. sería un poco como los soldados de salamina, al final el personaje del comprador de la cámara que investiga etc lo haría Ariadna Gil que siempre luce más que un señor.
frikosal ha dicho que…
Nomes,
Yo nunca te dije eso y lo sabes bien, mis palabras fueron todavía más desafortunadas y ofensivas jeje !
frikosal ha dicho que…
Amig@mi@,
Yo no creo en vibraciones pero colecciono objetos que las tienen jeje
frikosal ha dicho que…
Bel,
Celebro que te gustara esta historia. Yo no se que pensar, me gusta jugar en los dos lados, no se, no creo esas cosas pero me comporto como si las creyera, debe ser un poco lo mismo. Algunas cosas es mejor dejarlas en una cierta indeterminación.
frikosal ha dicho que…
Joselu,
Estuve mirando en ebay, hay varias Olympus iguales o parecidas, desde 30 euros. Date un gustazo y compra una !
Incluso un modelo reflex de titanio, indestructible, de la que siempre me hablaba un amigo que tenía una Olympus alla en los años del catapún, ahora creo que es asequible.
Entonces un día salimos a hacer fotos ... y las revelas tu que yo no me atrevo :)
frikosal ha dicho que…
Erna,
Gracias por la información de Mallorca, a ver cuando puedo ir. Interesate esa historia de tu padre, nos quedamos con ganas de saber un poco más del tema. Esas cámaras en particular ahora siguen siendo muy caras.
frikosal ha dicho que…
Ignis,
No se exactamente que le pasó con la cámara, me dijo "was lost", nunca me dijo que fuera suya o que la quisiera..
frikosal ha dicho que…
Gracias, anónimo misterioso.
Gise =) ha dicho que…
Vaya historia traia la camara!!! que interesante!!!! seguramente tu le cambiaras la energia haciendo hermosas fotos!!!!
Que bien que te haya respondido los mails, sino no podrias contarnos lo mas jugoso de la historia....Extenderte??? para nada si es que a mi estas historias me dejan con ganas de más....
Te imagians cuantas cosas interesantisimas podrian contar tus camaras si habalran????
Besitos y felicidades por la compra!!!!
pedro ha dicho que…
Yo tengo una Zeiss ikon ikonta 521/16 que compró mi abuelo de 2ºmano a un alemán. Tiene fuelle de cuero y debe ser del 50 y pico. Creo que los tiempos de exposición están alterados. A ver si me animo a poner un post sobre ella...
pedro ha dicho que…
Creo que Nikon se aprovechó del los nombres "ikon" e "ikonta" como estrategia comercial (a no ser que Nikon signifique algo en japonés)
Anónimo ha dicho que…
Buenas, Manel.
Te leo en el blog con asiduidad y te sigo en Fotonatura desde hace mucho tiempo, pero nunca te había escrito un comentario. La historia que acabo de leer me ha animado a hacerlo.
Solamente felicitarte y decirte que me ha encantado.
Un saludo desde Munich.
JC
frikosal ha dicho que…
Pedro,
Oficialmente es una contracción de Nippon Kogaku, con esa marca salieron las primeras pero es posible que haya algo de eso que dices tu.

Gracias y bienvenido, JC.
zbelnu ha dicho que…
Exacto! Me pasa algo parecido. Hay una cierta poética en esa indeterminación. Recuerdo aquella frase que me gustaba, "la suspensión de la incredulidad"
Un profe cualquiera... ha dicho que…
Aunque ha pasado mucho tiempo desde que escribiste este post quiero decirte que es muy muy bonito.
Un saludo
Jan Puerta ha dicho que…
Quizás deberías enviarle el enlace de esta entrada a Paul.
Tal vez ya lo hiciste.
Un abrazo
No te desprendas nunca de ella.
frikosal ha dicho que…
No exactamente un enlace a esta entrada pero si una explicación. Gracias por tu consejo, en principio no espero desprenderme de ella.

Entradas populares de este blog

La libélula negra

Sobre la reproducción de las libélulas

¡ En busca de la luz zodiacal !