Nikkor 1000 F11




Una de las cosas divertidas de ir a fotografiar pájaros al delta del Llobregat es que siempre se ve gente con artilugios ópticos interesantes, como los carísimos 500 fijos de Canon, Nikon y Sigma, algún Tamron 300 2.8 con duplicador, telescópios Zeiss o Leica, etc. La gente en general es amable y te dejan probar sus chismes. Esto se hace simplemente metiendo una tarjeta en su cámara.

El otro día vi a una pareja con la que ya he coincidido otras veces. Son simpatiquísimos. Se han comprado nada más y nada menos que un auténtico dinosaurio, el famoso Nikkor 1000 de espejo. Uno de los mejores catadióptricos jamás fabricados (dicen), que se puso a la venta en 1965 y parece ser que sigue fabricandose. O por lo menos viene en la web de Nikon en Francia. La unidad de estos señores fue fabricada en 1975 y no tenía la palanca para mover el enfoque, con lo que había que hacer una fuerza tremenda.

Y estaba montado en .. una Canon 400 casi nueva. Por que las ópticas Nikon pueden acoplarse en las cámaras Canon con un adaptador pero a la inversa no. Y esto no se debe a la maldad de Nikon si no a que la distancia desde la montura al plano de la película es mayor en Nikon que en Canon (y en Olympus), de modo que hacer un adaptador es relativamente fácil. Pero a la inversa es casi imposible por que habría que cortar el objetivo.

Con el factor 1.6 de la 400 se quedaba en un 1600 y la calidad de imágen no estaba mal (es posible que el enfoque no sea perfecto en esta foto).

Comentarios

Jesús ha dicho que…
Que cosa!!!
Sería interesante comparar con el DGC.

Me la has de mandar en grande, al 100%. Tengo muchíiiiiiiiiisima curiosidad.

Entradas populares de este blog

La libélula negra

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta