La persistencia de la memoria



En el 93, en Budapest, fotografié a un obrero borrando las incripciones doradas en ruso de un monumento a los caidos (soviéticos) durante la segunda guerra mundial. El ambiente era de gran alegría. Un grupito de gente estabamos observandole y los turistas se hacían fotos con el martillo en la mano.

Y en el 95 en Burgos hice esta otra foto que no quiero comentar y además no hace falta.

El siglo XX ha visto el auge y declive de las grandes ideologías totalitarias. Todas ellas se caracterizan por su desprecio absoluto del individuo. ¿Estamos vacunados contra ellas?

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Dice el tópico que la "historia la escribe quien gana la guerra"; ahora añadiremos que, además, la borra quien recupera el poder.
Jordi D

Entradas populares de este blog

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta