domingo, abril 05, 2009

Darwin en la selva atlántica del Brasil y el caracol antropomórfico


1832, 29 de Febrero. El día se me ha pasado deliciosamente; pero este calificativo no expresa con bastante fuerza los sentimientos del naturalista que por vez primera discurre a su albedrío en un bosque brasileño. La elegancia de las diversas clases de hierbas, la novedad de las plantas parásitas, la belleza de las flores, el verde lustroso del follaje, y, sobre todo, la general exuberancia de la vegetación, me llenaron de admiración. Charles Darwin, Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo.

Yo apenas tuve dos días para pasear por la selva atlántica del Brasil y creo que me acordaré toda la vida. Entre tantas y tantas cosas maravillosas cuyos nombres ignoro, quisiera mostrarles a este extraño caracol que tenía los ojos negros, despiertos y pegados al cuerpo (en lugar de dispuestos en apéndices telescópicos).

Esta particularidad anatómica le daba un aspecto mucho más profundo que el de los caracoles convencionales. Estuve a punto de sentarme a charlar con él pero andaba justo de tiempo. "Te llamaré caracol antropomórfico", le dije, como si yo fuera Dios la tarde después de la creación y estuviera entretenido poniendo los nombres a todas las cosas.

Nada me gustaría más que volver a verle.

21 comentarios:

Inuit dijo...

¡Una delicia!, Dios.
Inuits

El futuro bloguero dijo...

God gave name to all the animals,... in the begginin' inthe begginin'... -Dylan said.

No me extraña que termines con ese Nada me gustaría más...

Mamen dijo...

Debieron alucinar en colores los que investigaron el otro mundo.

¡Alucinamos ahora y ya casi lo conocemos todo!

A mi me admira ver cosas tan nuevas. Muy interesante el caracol.
Qué envidia!!

Mamen dijo...

Sustituye "otro" por "nuevo" ;-)

Toni Pons Barro dijo...

Buena foto y original texto, enhorabuena,
saludos.

Miguel dijo...

Muy curioso ese caracol. Si, es verdad, tiene una mirada casi humana.

Un saludo

zbelnu dijo...

Luego dudas de tu talento literario! No dudes, está ahí, afianzado y es magnífico. Yo te aviso, luego te acordarás cuando publiques un libro tras otro...
Y qué bonito caracol profundo, la foo es tan delicada y es verdad que dan ganas de sentarse a hablar con él, como en los cuentos.

Erna Ehlert dijo...

Me encanta la foto del caracol en el ambiente verde.
¿eres un trolero?
¿le "pintaste" tu el ojo?

Muy gracioso de verdad

un saludo

nomesploraria dijo...

Y a mí nada me gustaría más que verle contigo.

frikosal dijo...

Inuit,
Muchas gracias.

Futuro,
No conocía esos versos de Dylan. Tiene mucha tela Dylan.

Mamen,
Otro mundo, nuevo mundo, que más da. Hubo un rey Pedro de Portugal que se fue a Brasil con la excusa de una guerra pero después ya no regresó y se quedó a vivir en Rio. Lógicamente.

Toni,
Gracias y bienvenido.

Miguel,
¿Verdad que si? Tiene un aspecto muy especial.

Zbelnu,
Ah que futuro me presentas. Yo lo veo muy complicado pero gracias de nuevo.

Erna,
El caracol es asi, con los ojos en el cuerpo. El primer sorprendido fui yo. Nunca he manipulado una foto pintando nada que no estuviera ni borrando nada.

Nomes,
A ver si de una vez me toca la lotería y le aseguro que nos vamos a la mata atlántica a buscar al caracol. Y también al hotel de los colibries, que no es menos que el hotel California de los eagles (pero existe, yo estuve allí y un día se lo contaré).

Joselu dijo...

Saludos en esta semana santa. Una hermosa historia que tiene como centro a un humilde caracol ¿qué será de todo lo demás? Darwin tuvo que quedar fascinado por todo lo que vio.

Gise =) dijo...

Hola!!!! si Darwin viviera hoy fliparia con lo que estan ahceindo con la naturaleza no crees??? es caracol parece dibujado por un niño, es precioso y casi humano...
Besitos!!!!

treehugger dijo...

Me hizo gracia el comentario de Elna. Solo de imaginar al mismisimo Frikosal manipulando una fotografia. Uh, Oh, menudo delito! -Que le caiga un rayo a Elna, y otro para treehugger!

Erna Ehlert dijo...

Hola Manel, no te enfadas ¿verdad?

Al igual esta manipulado genéticamente.
Ya me gustaría ir a ver lo en persona, perdón en caracol.

Un abrazo

frikosal dijo...

Claro que no me enfado.

frikosal dijo...

Por cierto que lo comenté el otro día con un amigo que entiende mucho de zoología, aunque los moluscos no son su especialidad, y estuvo sorprendido de saber que existe este animal. A ver si puedo encontrar más información. Es impresionante la diversidad de formas de vida que hay.

Le Mosquito dijo...

¿Qué ha pasado?
El mío no es antropomórfico, que es andaluz. Qué casualidad. Acaba de visitarme.

el objeto a dijo...

buena cosa que pudieras sacarle la foto entonces,
cómo miran los caracoles, profunda o descaradamente?

Amig@mi@ dijo...

curioso, ¿y el tacto lo sigue teniendo en su sitio convencional?
Besos

Amig@mi@ dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=Qiy9Uo-naJM
lo recibí hoy por Email, y pensé en tí.
un saludo

Ema dijo...

Hace unos días había leido una de sus entradas en las que hablaba de un mistico caracol que tenía los ojos en el cuerpo al cual le había dado usted la mano.
Lo que más deceaba en ese momento era ver al mistico caracol, me dije 'es un cuento ficticio, no existe', me quedé pensando-para saciar mi curiosidad- como sería el caracol, totalmente decilucionado, me fuí a dormir. Senti una gran sensación de emoción y alivio, al ver que realmente existe.
La verdad es que la evolución le ganó a mi imaginación, es verdaderamente bellísimo (tanto el caracol como su fotografia).