El canto de la rana arborícora y el concepto de pecado en fotografía

El canto de la rana arborícora es furioso y desesperado. El macho de rana común, según me dijo el herpetólogo que me guiaba, ensaya diversas melodías para atraer a las hembras. Pero la arborícora es monótona y se basa únicamente en su potencia. Su canto se puede oír a kilómetros de distancia. Que misterio más grande, siendo de noche oír su canto a lo lejos y no saber donde están. Y después, encontrar su charca oculta, iluminar con la linterna y verla cantando en el agua, como hipnotizada por el deseo. Todavía más, encontrar a una de ellas cantando desde lo alto de un arbusto. Las demás, desde el agua, trataban en vano de hacerla callar.

Le pregunté al herpetólogo si para impresionar a las hembras es una buena estrategia cantar desde lo alto, como hacían antiguamente los obreros de la construcción. Vaciló un poco y al final me dio la respuesta: Es una tontería cantar desde lo alto, los demás machos no pueden expulsarte pero la cópula al fin se realizará en el agua. Por mucho que cantes, rana, será en vano (a menos que haya alguna estrategia secreta que ignoramos los humanos).

Dispuesto a fotografiar esta rana cantadora tan especial, metí la cámara entre las ramas y pude hacer unas fotos con cierta dificultad. Me marché contentísimo. Pero al llegar a casa observé que el reflejo del flash había quedado un poco feo. Con paciencia y photoshop fui pintando la rana de rana, allí donde la luz la había blanqueado. ¿Es esto pecado mortal Padre yo pregunto?

Comentarios

Gise =) ha dicho que…
Hijo está usted perdonado por saber tanto de la rana arborícora!!
Solo debe como penitencia seguir fotografiandola...
Ups me poseyó un cura...
Buenisima la explicación y las fotos de verdad estan retocadas?? no se nota nada!!!! Ahora entiendo algo de algunas famosas...
Besototes y sigeu disfrutando de las vacaciones!!!
Martin Gallego ha dicho que…
Bueno, yo creo que no es pecado y mas cuando se dice en público. Ello le redime. Bastante tiene Vd. con los remordimientos por pintarle la cara a la rana como para ponerle penitencia encima......
Erna Ehlert ha dicho que…
No es pecado de ninguna manera aplicar las herramientas de retoque fotográfico, para esto están.
Y de la manera que las empleas, es a veces necesario para dar a la imagen una calidad mas cercana a la percepción que han tenido tus sentidos.

Un saludo
igniszz ha dicho que…
Creo que los retoques, los ajustes, y los arreglos se te pueden permitir cuando persigues el objetivo de reflejar con la másima fidelidad un documento que la cámara no ha captado (bien por problemas técnicos superables o no, o por problemas de ejecución del fotero)

No seria el caso de las manipulaciones a las que nos tiene acostumbrados el mundo mediático que nos rodea, desde el monstruo del lago Ness hasta las fábricas de armas químicas en Irak.

El retoque puede mejorar una foto mediocre, mientras que la manipulación es un insulto al espectador, restando valor a la obra creada a la vez que envilece al autor.

Queda pués con Dios.
odette farrell ha dicho que…
Bella rana....últimamente he soñado con sapos y ranas...
elfriki ha dicho que…
No es pecado si se hace con amor y sobre todo si se confiesa previamente. Otra cosa es ir por ahí engañando a la gente. De todas maneras tampoco se notaba mucho el flash.
macroinstantes ha dicho que…
Hombre... un poco pecadillo sí es, pero benial. Como penitencia debes cantar tres padresnuestros desde lo alto de un arbusto.

Impresionante cómo hincha su garganta al cantar!
Bufaforat ha dicho que…
Nada que no solucionen tres ave maria y un padre nuestro.
moneypenny ha dicho que…
yo también te perdono de por vida ya! .. menuda preciosidad! Estoy con Erna, no hace mucho una amiga me vino de Mallorca con un montón de fotos y con ella al lado las empecé a retocar. Utiliza una compacta y algunos atardeceres le quedaron blanquecinos por el reflejo del sol .. ella me dijo ..no hace falta que las retoques y mi respuesta fué .. tu lo que vistes fue esto? o una puesta de sol maravillosa llena de contrastes de luz? pues eso, hay que conservar lo que uno vió en ese momento tal y como lo viste y que fué lo que te encandiló, si hay que retocar ... se retoca.

Saludos!!!
Jose Guilis ha dicho que…
Es dificil librarse de una educación católica, ¿verdad?
A mi me gusta la rana con brillitos, que se le va a hacer. Por otra parte, ya hace años que se sabe que la fotografia es una representación tan artificial, como la pintura. Asi que ¿pecado?
Sieg0 ha dicho que…
si son herramientas para retoque fotografico y tu has retocado una fotografia, andesta el pecao
laura ha dicho que…
Para mi no es pecado, las técnicas están para aplicarlas.
Salutacions
frikosal ha dicho que…
Yo no puedo evitar pensar que si es pecado, para mi la cámara es un instrumento, como si fuera por ejemplo un termómetro. Cambiar la lectura del instrumento sería como si tuvieramos frío, y el termómetro marcara 4 grados pero dijéramos "para mi son -8, que frío" y anotáramos -8 en el cuaderno.
No se si puedo perdonarme :)
treehugger ha dicho que…
Querido amigo, nada es verdad, nada es mentira, todo depende del cristal con que se mira.
Fijese en su propio ejemplo, el termometro marca 4 pero... hacia viento? cual era la humedad? hay tablas científicas para encontrar la temperatura aparente en esas condiciones. Tenga en cuenta tambien la calidad del coñac que puede hacer subir unos grados la temperatura aparente.
Anónimo ha dicho que…
Estoy asombradísimo !!! (que no escandalizado)
No hay duda en que andas buscando el perdón en esta entrada-confesión pero no voy a ser yo quien te lo dé ya que ando también haciendo equilibrios en alguna foto sobre la delgada linea roja.
La rana, en su mejor momento, es una pasada!
Mi ignorancia habitual en estos bichos la habría situado en los trópicos.

Jesús A.
zbelnu ha dicho que…
Qué rana exótica, nunca la había visto! Y la expresión "hipnotizada por su deseo" me recuerda a la sensación que tuve cuando en una tarde de gran tormenta primaveral, G y yo localizamos un mirlo que cantaba maravillosamente buscando pareja y con los prismáticos lo vimos, empapado, con las plumas negras azuladas llenas de gotas que brillaban como perlas y aspecto sonriente y loco, apasionado

Entradas populares de este blog

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta