Sensiblería infantil

En la columna del Pollo urbano de este mes, cuento mi visita a un parvulario donde les he explicado a los pobres niños que las hormigas tienen seis patas y que hay mariquitas de color naranja. ¡ Como si eso tuviera alguna importancia !

Fijaros este niño que chulada de hormiga me dibujó (¡y no es mi hijo, eh!)



Que lástima que el mundo se acabe, con la cantidad de ilusiones que tienen los niños.

Comentarios

JM Sesma ha dicho que…
Manel, cuando quiera hablas con las profesoras y los sacamos al campo (y no va en broma). Cuando llegaba el verano, y me abandonaban los compañeros de la Uni, me iba a mi cole de la EGB, hablaba con el director, y montaba salidas para niños de 11-12 años (sin cobrar un duro, claro).
Alucinaba con lo bien que se lo pasaban, a la vez que también me lo pasaba yo. El director venía a veces, pero como alumno, como uno más del grupo, y una vez acabada la salida, me comentaba mientras tomabamos algo, que cuanta falta hace en la enseñanza actual una relacion con la realidad natural. Nada tiene que ver con que sean de ciencias, de letras, taxistas, camareros, jueces o barrenderos... la naturaleza está ahí para todos, y cualquiera de nosotros puede disfrutar un monton con solo acercarse a mirar.

No me enrollo mas... que si quieres los sacamos a pasear. Saludos, JM

Entradas populares de este blog

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta