miércoles, enero 25, 2012

La densidad de la memoria

El recuerdo de una sola noche bien puede equivaler a toda una vida.

10 comentarios:

Xavier Perarnau dijo...

Son esos extraños momentos de insospechada intensidad los que dan aliento para el resto. Se trata de gozar de una cantidad suficiente de ellos y atesorarlos

hugo solo dijo...

Si fueras una libelula.

Oddiseis dijo...

A veces logra usted superarse a sí mismo. Pero solo de cuando en cuando; será porque empieza a saber de ésto ...

MartinAngelair dijo...

La profundidad del no olvido,...


...y saber recordar, (querer recordar)






Me gusta entrar en tu casa y encontrarte.

Un beso.
B.D.C.M.

MartinAngelair dijo...

La profundidad del no olvido,...


...y saber recordar, (querer recordar)






Me gusta entrar en tu casa y encontrarte.

Un beso.
B.D.C.M.

MartinAngelair dijo...

(últimamente se me duplican los comentarios en tu espacio,... :)



B.

Joselu dijo...

Hermosas noches al acecho…

de libélulas o estrellas,

esperando el tan ansiado fruto de la paciencia

y la pasión.

Erelea dijo...

Cada uno es como es, y te felicito por tu memoria. La densidad de mi memoria es tan baja que nunca jamás conseguiré recordar una noche de esa forma. Menos mal que me queda la fotografía.

Osselin dijo...

Reconozco que soy raro, a mi me gustan las fotos nocturnas oscuras.
LO que supongo que debe suceder en esta foto es que debe ser técnicamente difícil de tomar con tal claridad y ahí estaría su indudable mérito.
Pero a mí me gustan oscuras. Dicho sea con afecto.

frikosal dijo...

Ten en cuenta que la luna hace que la noche sea casi como el día, se puede andar perfectamente.