En kayak




Para mi amiga N.

Los mejores dias para disfrutar de un paseo en kayak por la Costa Brava son los de calma total y absoluta. Si ademas el sol esta bajo, o estamos a la sombra de los acantilados, o -todavia mejor- dentro de una cueva como en esta foto, el agua adquiere una textura visual diferente y valiosisima. Es como si fuera mucho mas densa y algo mas viscosa, en cierto modo parecida al aceite, pese a su extraordinaria claridad.

Entonces, si sabemos propulsarlo con un solo golpe de remo certero, el kayak se puede deslizar muchos metros suavemente y sin ningun esfuerzo. De este modo, durante unos segundos podemos disfrutar de la eficiencia hidrodinamica casi perfecta. E imaginarnos que hemos podido eliminar la turbulencia por completo, no solamente en el mar, si no tambien en nuestra vida.

Para llegar a este nirvana acuoso y visual, es imprescindible que no haya ninguna otra embarcacion ni a la vista ni al oido, y el kayak debe ser nuestro o prestado por un buen amigo, de modo que el alquiler no limite nuestro tiempo ni aflija nuestro espiritu.

Pero esta foto ya tiene muchos años.

Comentarios

pablito ha dicho que…
Envidia cochina es lo que tengo ahora mismo.

Entradas populares de este blog

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta