En el Museo. Arte contemporaneo

En el museo de arte moderno los visitantes parecen querer entender una revelación de tipo místico que se les está escapando. "¿ Seré idiota que no le veo la gracia a una pirámide de rollos de papel de WC pintados de colores? ¿ Ni a un lienzo negro? ¿ Ni a una gran caja de madera cerrada, que no nos permite ver lo que hay dentro?. Debe ser que racionalizo demasiado, ¡ sobretodo! aparentar admiración y no avanzar demasiado rápido, que no parezca que soy tonto y no entiendo nada."

Por cierto, de los tres ejemplos anteriores, dos los he visto yo en exposiciones de arte contemporáneo y uno me lo he inventado. ¿Alguien sabe cual es?




Obra: Dos Homo sapiens contemplando un coche siniestrado en el interior del Centre Georges Pompidu de Paris. Autor: Frikosal. Técnica: Frikifotografía. Fecha: 2006.

Comentarios

Ramos Cardona ha dicho que…
No es que se tenga que adivinar lo que tu pobre destreza inventó, lo que pasa contigo y con algunas personas es que quieren que todo se le dé hecho, algunas piezas de arte actual (desde los 40s) exigen que el expectador haga algo (quizás pensar) y no sólo parase frente a al obra y decir: "me gusta o no".
frikosal ha dicho que…
En absoluto yo quiero "que se me de todo hecho".

Es mas, hice mi propia "obra": un pequeño estudio de cuales son las reacciones de los espectadores frente a la obra expuesta, esta foto es parte de ello.

¿ Que es lo que hay que hacer frente a un coche rojo siniestrado que está expuesto en el cuarto piso de un museo ? Para mi esta claro: dejar constancia de cuales son las expresiones de los que fueron hasta uno de los mejores museos de arte contemporaneo del mundo, pagaron la entrada y lo estan mirando sin entender que es lo que falla.
pablito ha dicho que…
El arte contemporáneo es bastante chusco, la verdad. Aunque también hay cosas interesantes. Igual me animo a hacer un post con algún ejemplo.

De todas formas el arte no hay que entenderlo o dejarlo de entender, debe provocar una reacción estética en el espectador, del tipo que sea. Si no provoca nada más que "esto no lo entiendo" fracasa. Últimamente se ha intelectualizado mucho y se pretende un arte "con mensaje", lo cual es absurdo. Para eso mejor utilizar las palabras.
nomesploraria ha dicho que…
Querido Frikosal, hace días que quería comentarte este post pues es un tema que me apasiona: el gran papanatismo que envuelve una gran parte del arte llamado contemporáneo.
Ese supuesto arte conceptual para hacer pensar al público, pero que tontería; igual en los sesenta tenía gracia pero ahora parece cosa de tontos! ¿Y las "instalaciones"? en cualquier museo de arte contemporáneo hay un montaje hecho con cantos rodados y sus variantes de ruedas de tractor y/o lavadoras con el letrerito de "instalación".
Recuerdo un dibujo de "El Roto" publicado el el País donde se veía una máquina de hacer churros defecando una larga serie de cagarros y en la parte superior un cartel con la palabra ARCO (su publicación coincidía con la feria de Madrid)
En mi opinión las vanguardias agotaron su camino en el periodo de entre guerras del siglo pasado.

Siempre hay excepciones.
Todo es discutible.


Por casualidad he encontrado este blog de una dibujante argentina:
http://soygigante.blogspot.com/

Entradas populares de este blog

La libélula negra

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta