¡ Qué feliz soy, una tarántula !

Resulta que la arañita que fotografié el otro día es ni mas ni menos que la Lycosa tarentula fasciiventris, ¡ Una tarántula !

Y tengo marcado el nido en el GPS.. o sea que voy a volver a ver si puedo sacar un primer plano del ojo. Lastima que quedaba un poco lejos de la civilizacion, tuve que andar campo a través como dos horas. Es una zona en la que da la sensación de que por alli no pasa ningun homo sapiens hace años, como no sean cazadores y tal vez ni eso.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La libélula negra

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta