Alternativa al golf, pensando en positivo

Un nuevo caso del Dr. Frikosal

Se presentaron en mi despacho Don Ricardo María y Don Antonio María, de profesiones: notario y promotor inmobiliario (respectivamente!) . Aquello tenía que haberme hecho sospechar.

Pepita les hizo pasar a la sala de espera. Les tuve dos horas al fuego lento de su propio sudor para que se atemperaran. Mientras tanto, me entretuve sorbiendo un café helado y mirando el lentísimo ventilador de techo.

Dr. Frikosal, ¡ Ayudenos ! Tenemos tres campos de golf promovidos y no hay forma de vender los chalets. Los clientes han leído su blog y les de reparo de conciencia dañar una colonia de Charaxes jasius y dejar sin agua una ciudad-dormitorio de 34.000 obreros. ¡Nuestros catorce hijos (siete de cada uno con su legitima esposa) están pasando hambre y se nos acumulan las letras de los porshes!

Les pedí un anticipo de 8000 euros, a cuenta de los gastos, para poder ir pensando en el caso.

Mande a Pepita a su casa con la tarde libre y fije de nuevo la mirada en el ventilador. La sombra de las palas recorría el suelo con parsimonia y después pasaba a la estantería repleta de libros y viejas Nikon para acabar trepando por la puerta de cristal y tapando por un instante el letrero:

Dr. Frikosal. Retratista de insectos

... CONTINUARÁ ...

Comentarios

Entradas populares de este blog

La libélula negra

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta