La importancia de ser una ripartii



Yo empecé haciendo fotos a los insectos, con una cámara de película, por que eran bonitos y por que era un reto. Escogia las especies mas atractivas y el resto apenas me interesaba. Pero poco a poco, estoy empezando a aprender a valorarlas. Aqui, esta Polyommatus (Agrodiaetus) ripartii no es especialmente agraciada, pero si veis su area de distribucion en el Tolman-Lewington, pagina 125, tal vez os quedeis tan asombrados como yo:



Debo pensar que en algun momento en el pasado esta especie se distribuyo en toda el area entre el sur de los Pirineos y Grecia y que ahora ha quedado aislada en pequeñas colonias (?). ¿ Que clase de cambios climaticos o glaciaciones ha podido provocar un fenomeno tan curioso ?

No solamente esto si no que ademas, nuestra ripartii es muy similar a la Polyommatus (Agrodiaetus) fulgens, hasta el punto de que estoy dudando de si me habre equivocado.

Digo "nuestra" por que en otras zonas tiene una banda blanca, esto hizo que se considerase una especie diferente, o por lo menos subespecie. Desde 1965 el estatus taxonomico oficial de este bicho ha tenido 5 cambios (segun Sesma).

Comentarios

jesus ha dicho que…
¿Glaciaciones? eso no fue hace mucho?
Leyendo el capítulo I de "Un nuevo caso del Dr. Firkosal" (me he patido de risa imaginándote allí (Escrito con mucho arte)) pensaba que todo eran factores antropogénicos.

Agradecí que el domingo viniera Joan, porque ya me estais contagiando ese interés por el fondo sobre la forma, así se niveló algo más mi espíritu.

Ahora a hasta busco y leo cosas sobre lo que fotografio. Dr., esto tiene mala pinta.
Pedro Ayerbe ha dicho que…
Gracias por tu amable comentario y por incluirme en tu blog. El tema de como las glaciaciones han influido sobre la distribución actual de plantas y animales es interesantísimo, ahora no tengo tiempo, pero volveré sobre este tema, agur.
JM Sesma ha dicho que…
Buenasss... Ya te dije que si es importante que sea una ripartii, bueno o una agenjoi, o una fabressei agenjoi, como la quieran llamar. La realidad es que un dia, a un antepasado suyo le ocurrió algo excepcional: un macho azul se quedo marrón como las hembras. Y no le fue mal, pues llegó a reproducirse, y sus hijos, y los hijos de sus hijos, dando lugar a poblaciones con todos los individuos marrones y los caprichos de la evolución los convirtió en una especie, y luego en varias especies, siempre acarreando esa "anomalia". En la Peninsula se consideran 3 especies con los machos marrones, de tan cercana separacion que incluso tienen el mismo numero de cromosomas (90) aunque uno de ellos presenta diferentes estructuras. Ya ves, todo muy divertido... y la nuestra, sin la raya blanca.

Entradas populares de este blog

La libélula negra

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta