lunes, diciembre 12, 2011

Las enseñanzas del muffin

Quisiera hablarles de las enseñanzas del muffin.

Sucedió la mañana antes de mi clase en el Montphoto. Llegué a Lloret a primera hora, para atender la clase de Francesc Muntada (que por cierto me gusto mucho). Pero llegué con mucho tiempo. Yo soy muy pesimista y cuando tengo que hacer algo importante, parto de la suposición de que va a salir todo mal, y me cubro contra todos los posibles imprevistos: me llevo tres copias de la presentación, en diferentes formatos, llego exageradamente pronto, y me voy a un bar a repasar por ultima vez las transparencias.

Todo esto es un rodeo para decirles que entré en un bar para tomarme un cortado, relajarme un poco, y poderme concentrar delante del ordenador terminando un trabajo. Pero allí estaba, en el mostrador, una enorme magdalena de chocolate diciendo "cómeme" y yo pensé que un día es un día. De modo que cuando llegó el camarero con el cortado le pedí la magdalena. Y así fue como empezó todo:

-Dirá usted un muffin, caballero.
-Bueno... una magdalena grande con trozos de chocolate dentro.
-No. Eso no es una magdalena, es un muffin.
-Tampoco hay necesidad de utilizar palabras inglesas para todo. De toda la vida esto ha sido "una magdalena".
-Es muy diferente, caballero, la magdalena está hecha con aceite y el muffin con mantequilla.
-Pues no me parece una diferencia tan significativa como para utilizar un nombre nuevo. El cruasán en Francia es de mantequilla y aquí de asquerosa grasa de cerdo, pero sigue siendo un cruasán.
-Si que lo es, caballero, es muy diferente. Aquí tenemos muffins, no magdalenas.

Así continuó la conversación un buen rato hasta que me di por vencido y le dije que me trajera el objeto comestible de color negro que había en el mostrador. Me pone de los nervios, para empezar, lo de "caballero", "el señor" y todas esas tonterías. Y esa tozudez... me costó relajarme, de verdad que me costó. Pero lo logré, y preparé dos transparencias más.

Ya me había olvidado del affaire del muffin hasta que fui a pagar y el tipo dijo:

-Mesa tres, la cuenta.... un cortado... (aquí tomo aire teatralmente para hacer una pausa de un segundo, casi eterno, como paladeando su dulce victoria)....  ¡y un muffin!.

Noté claramente como la adrenalina me corría por las venas a raudales. Mi mente se concentró en descargar una estocada verbal absolutamente incontestable, de una contundencia radical y fulminante. Pensé en decir: (1) Que ya se perfectamente lo que es un muffin y que es una magdalena pero que mi mente busca la unidad y no la diversidad. (2) Que estuve viviendo en USA y que a diario me comía no uno si no ¡dos! muffins. (3) Que cada mañana preparo una bandeja de muffins solamente para poder bajar a la calle a decir que son magdalenas y que se joroben los yanquis. (4) Que soy el tipo que más sabe de muffins en el planeta, puesto que en realidad Eva no mordió una manzana si no un maldito muffin y que fui yo la serpiente en persona quien la tentó con mi chocolate suculento y prohibido. Y más cosas, muchas más...

Pero entonces se me aclaró la mente. Me di cuenta de que algo tan extraordinario  no podía estar sucediendo por casualidad, que el camarero no era simplemente un idiota empeñado en perder a un cliente para siempre, si no un ángel. Era Dios nuestro señor quien me lo había enviado para que yo aprendiera. Lo vi clarisimo: en realidad estaba viviendo dentro de en una parábola. Y sonreí beatíficamente, como lo hubiera hecho el mismo San Francisco, para decir:

-Gracias. He aprendido mucho de ti.

Y así lo explique en la clase del Montphoto, horas más tarde: "Uno no puede quedarse encerrado en su muffin".

Gracias a todos los asistentes. Y al muffin.

22 comentarios:

Osselin dijo...

Una frase mítica más ;)
Lo suyo habría sido contestarle en inglés: " My dear friend you mean a small round flat type of bread, usually sliced in two and eaten hot with butter. Pay attention is not totally round, is not flat,is not hot, please slice in two anadd some butter" Con lo cual le habrías demostrado que lo en Cataluña llaman muffins estrictametne no lo son.

Es como la anécdota de Unamuno que pronunció Chaquespeare en vez de Shakespeare(che´spir), cuando se lo hicieron notar dio el resto de la clase en inglés.
(postdata:Almenos los que me comía yo en Boston no eran como los de aquí. Pero allí eran muy ingleses, en New York parecían bollycaos.

Albert dijo...

Pues suerte mi querido Doctor, que no pidió usted un bocadillo, que como sabrá en Catalunya, un mismo embutido puede recibir tres nombres distintos dependiendo de la comarca en que lo consuma...
de todas formas, para mi sigue siendo una madalena!
abrazos

Cesar Pinedo dijo...

jajaja Interesante historia.. aqui algunos se molestan cuando a la famosa fiesta del pavo le decimos sanguibindei..

Laura dijo...

Yo era fan de tus fotos vistas desde Facebook, a partir de ahora lo seré de tu Blog... Me ha encantado la historía genial... genial e inteligente.
(Por cierto para mi un muffin es una magdalena grande rellenada con gracia:).. Qué opinará este camarero de toda la familia de Cupcakes o popcakes :)?

Inuit dijo...

Frikosal,
Una delicia de escrito. Estas cosas, así como se leen, quitan del medio los venenos de una reunión que sabe a la arrogancia de las cátedras de muffinssssssssss.
Entre Mafalda y Miguelito, lo vi hoy.
Inuits

Laura Comellas dijo...

jajajaja, buena tu contestación final. A veces no vale la pena perder el tiempo discutiendo y más si el otro no quiere entrar en razón.

Luna dijo...

Para mi Muffin es un gato ;)

Agustin Rueda dijo...

¿Un gato de chocolate?, jo, que bueno. Pero va a ser complicado mojarlo en el café con leche.

jordi chueca dijo...

La vaig sentir en directe al Montphoto i ara rellegida sencera encara em sembla més "educadora", genial ¡ ¡

diminuto blog dijo...

Glorioso.

Parece que nos ha animado a jugar al "Yo le habría dicho..."

Por mi parte, le habría llamado barman, como al murciélago.

igniszz dijo...

Juas, juas y rejuas. Todo tiene su lado bueno, aunque esto de los idiomas es un cachondeo. Lengua y religión abren grandes brechas en la civilización. Esperanto for ever.

Joselu dijo...

La anécdota genial, y el planteamiento buenísimo. Pero me quedo con algo accesorio que es con tu tendencia al pesimismo y que preparas las cosas pensando que van a salir mal de modo que te aseguras por triplicado tus formatos digitales, etc.

Este verano celebramos en Galicia un funeral por la muerte de mi suegro. Éramos muy diferentes pero le llegué a querer. Preparé una presentación en iPhoto con imágenes y vídeos que le había tomado. Todo combinado con música que sugirieron sus hijos. Me llevó un horror de horas pero yo lo hice contento. El día del funeral, tras la misa correspondiente, los fieles subieron al salón de actos de ayuntamiento donde yo me peleaba con el ordenador en que tenía la presentación en un dvd, también la había subido a youtube (HOMENAJE A SUSO. La tenía en varios formatos por lo que pudiera pasar. El público subió. Nunca se había visto en Galicia que se celebrara un funeral con un vídeo festivo, al menos en la Galicia profunda. Había expectación. Hablaban al final los nietos niños. Pues bien, todo estaba preparado. Yo estaba allí desde hacía más de dos horas, preparando todo. Pero, pero cuando subió la gente, me di cuenta de que la batería del ordenador se iba a acabar. No había traído el cargador. Yo estaba acostumbrado a baterías de seis o diez horas, peor aquel ordenador tenía una autonomía de hora y media. El vídeo duraba diez minutos aproximadamente. Empezó todo bien, pero a los ocho minutos en el momento de máxima expectación, se cortó. Se había acabado la batería. Quisimos suponer que era una travesura del difunto que era muy bromista. Y el mundo de ultratumba se juntó con el de aquí. Pero me quedó la duda de si yo no era un poco pánfilo. Calculando todo, me olvidé de la autonomía de la batería. Así soy yo. Genial para lo extraordinario y tonto del culo para lo normalito y habitual. En fin…

fenixavisunica dijo...

Si Proust levantara la cabeza...

MartinAngelair dijo...

Sí que estabas 'inquieto',... :)




A mi estas cosas me siguen dando mucha ternura...




...pero lo que aun de verdad no deja de 'maravillarme', es la paciencia y la fortuna que en realidad 'somos',

...e intentamos, en el mejor de los casos contagiar.





Nunca había oído ni leído la palabra Muffin,...

...o muffin,...mira que si ya me la comí,... :)




(Qué fotografía más bonita, otra vez)
Besos.
B.N.C.M.

hugo solo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
igniszz dijo...

Gracias Hugo, hemos aprendido mucho de ti

shanvalenti dijo...

Todos vivimos en múltiples parábolas, son luchas contra uno mismo. De repente algo sucede y salimos de una de ellas para ver la luz. Ojalá nos diéramos cuenta de ello, como tú, seguro que conseguiríamos un mundo mejor.

Pere Soler dijo...

Esa madalena era una señal....y el camarero ...un profeta... esta Vd. en el camino correcto Dr.

(La ponencia fué un lujo.. )

frikosal dijo...

Joselu,
Es una lástima que se quedara sin batería, se ve preparado con mucho cariño. Me recuerda al que pusieron cuando murió Gabino. Casi cada día me peleo con proyectores y cosas de este tipo, es frecuente que haya algo que no funcione.

Esther Bahí. dijo...

Un amigo me comento que eras un gran comunicardor en la ponencia,vi que tenia mucha razón.
Tuvieste tu momento "muffin" por que no todo pasa por que si.
Me encanto la ponencia y me fascino tanto lo comunicado como el comunicador.
Salut i a per més...muffin-magdalenes!

nomesploraria dijo...

Sea magdalena, madalena o mufín, lo importante es que sea industrial.

Quisiera aprovechar la oportunidad que me brinda esta gloriosa ventana al mundo para solicitar, con su beneplácito, la pena de muerte sin juicio ni nada para el inventor del pringue brillante y pegajoso de los crusanes y crusanas de este país.

ric@rd dijo...

hola Manel,
jo vaig ser a la teva masterclass del MontPhoto, i vaig escoltar la teva anecdota en directe, val a dir que quan vaig escoltar "muffin", vaig penssar en "puffin"...
el meu anglés...
agrair-te tot el que vas compartir amb nosaltres, per a mi va ser tota una troballa, tot i que un bon amic em va dir que gaudiria molt de les teves explicacions... ho va encertar
s@lut