La vida sexual de las libélulas (I)



A Mallanaga VATSYAYANA le llevó la vida entera escribir el Kama Sutra. En Occidente se suele creer que pretendió escribir una tediosa enciclopedia de la cópula, pero su objetivo en realidad era otro, mucho más ambicioso: se había propuesto la tarea cíclopea de que cada hombre y cada mujer consiguieran la plena satisfacción con sus respectivos cónyuges. Es decir, dentro del matrimonio. Era, por tanto, un estudioso que fomentaba los valores familiares.

Cuentan que siendo ya viejo, una mañana terminó de dar los últimos toques a los epígrafes Acerca del Abrazo y Acerca de la presión y marcado de las uñas. Cansado por el esfuerzo de tantos años de meditación y observación atenta de sus semejantes, dicen que fue a dar un paseo cerca del río. Y fue allí cuando pudo presenciar a las libélulas entregadas a la pasión.

Se dice que Mallanaga, abrumado por la contemplación del acto carnal de las libélulas, llegó a casa muy abatido. Y hubiera quemado el precioso manuscrito, la obra de su vida, de no habérselo impedido su mujer. Entre sollozos dijo:

-Nunca llegaremos a lo de las libélulas.

En efecto, la vida sexual de las libélulas es tal vez la más interesante de los reinos animal y vegetal, puesto que (para empezar) los machos disponen de dos órganos sexuales externos: el eyaculador y el copulador.

Aquí ya se había hablado del sexo caníbal de la mantis religiosa y del beso cloacal del ánade real. Pero el caso de las libélulas, por la intensidad de su pasión, sus preliminares quasi-onanistas y por su instinto de posesión, es punto y aparte.

Próximamente: La aerodinámica del amor.

Comentarios

nomesploraria ha dicho que…
Y a veces copulan y vuelan, vuelan y copulan.
Qué envidia.
Mad Hatter ha dicho que…
Ayyy... Esos lascivos "caballitos del Diablo".
Bufaforat ha dicho que…
Esta serie de entradas me va a encantar. Domingo llene casi 1Gb de jpgs de libélulas libertinas que volaban alocadas en una curiosa danza consistente en mojar la cola de la que creí era la hembra poniendo huevos?

No salio ninguna foto buena.

Colgare una de mediocre algún día de esta semana.

-bf
Homunculo Atareado ha dicho que…
Que manía en hablar de bichos y de sexo, como si no hubiera asuntos más importante que atender. O como mínimo más trascendentes, más interesantes para el espíritu.
LE MOSQUITO ha dicho que…
A mi que no me parecen cópulas muy envidiables. No sé... como que no me veo en el trance del retoce y que la mosquita se me eche a volar, tirando de su miembro de la familia más principal, y de seguido, de servidor.
No sé qué podría opinar sobre (o bajo) esto el Hermano Joaquín. Seguro que podría servirnos una visión mucho más espiritual y desmitificadora que la que pueda ofrecer cualquier tipo corriente.
Mad Hatter ha dicho que…
Te acabo de conceder el premio "Thinking Blogger Award", puedes pasar a recogerlo a mi blog, a lo mejor ya lo tenías, pero bueno, si fuese así ya tienes dos.
¡Enhorabuena! "Frikosal".
frikosal ha dicho que…
Nmp,
Es la fantasía de las líneas aéreas.

Bf,
Son fastidiosas las libes, difíciles de fotografiar. ¿Todavia hay? Como está el tiempo.. Si moja la colita es que está poniendo huevos, no falla.

Homunculo,
Hablamos de bichos y del sexo de los bichos. Hoy en día hablar de sexo entre personas, en efecto, sería una vulgaridad.

Mosqui,
Es lo que hay, ellas son asi.

Mad,
Jdl, muchas gracias. Ahora voy a mirarlo
El futuro bloguero ha dicho que…
Dicen que el Ingeniero de la Cierva se inspiró en ellas para crear el autogiro, antecedente del helicóptero.

Claro que de una en una...

Entradas populares de este blog

La libélula negra

Sobre la reproducción de las libélulas

Andrómeda en el palacio de Siddharta