El terrible rhinocoris "iracundus" y la bella Libythea celtis



Yo tenía encuadrada en mi visor a la sorprendente Libythea celtis cuando vi algo que se movia, enfque atrás y vi una criatura monstruosa. A primera vista me pareció una araña. Pero era nada mas y nada menos que un chinche asesino de nariz dura, un rhinocoris. Instantes después saltó sobre la mariposa con la agilidad de un gato (o de un promotor inmobiliario, que hay que ir poniendo las metáforas al día).

Si mirais el Chinery, que debe ser la mejor guía de insectos que se puede comprar en una librería normal, el único Rhinocoris que viene es el Rhinocoris iracundus. Y por eso llegareis a la conclusión de que este bicho que os muestro es el Rhinocoris iracundus. Craso error, el mítico JM Sesma me comentó con algo de sorna: Por cierto ¿como sabes que es el iracundus? a ver si me explicas como diferenciarlos.

Resulta que hay un montón de rhinocoris, todos ellos asesinos perdidos, y si no has estudiado el tema en profundidad, no hay forma de identificarlos. La inmensidad del mundo de los insectos es verdaderamente desconcertante.

Durante meses, al hablar por teléfono con Sesma yo decía: Iracundus al habla.

Comentarios

nomesploraria ha dicho que…
Lo del Chinery es desalentador. sólo de coleópteros (escarabajos) hay más de 15.000 especies en Europa.
Encontrar algo es como una lotería.

La foto genial
Netito ha dicho que…
Tremenda foto! Eso sí que es captar el momento justo... Pobre Libythea... :(
frikosal ha dicho que…
Nomesploraria: Hay quien dice que Dios creativo era un tipo aficionado a los coleopteros, alli metio muchas horas y asi quedo el resto.

Nenito: La mariposa se salvo, por desgracia para el chiche y para mi, que hubiera pillado una escena fantastica.
Marmorlu ha dicho que…
No se que pasaba que no veia al "Iracundus"...
Si parece el Capitán Garfio !!!
JM ha dicho que…
Eiii iracundus. Aun no me has dicho como diferencias a los Rhinocoris, jejeje. El R.iracundus es fácil de reconocer: el primer segmento del pico, el que está mas cerca de la cara, es de color rojo.
Por cierto, la imagen es bestial, y la Libythea una gozada. Recuerdo aquel dia como si fuera hoy mismo, todos como locos tras las mariposas.
Saludos

Entradas populares de este blog

La libélula negra

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta