Jabalíes

Me fui de noche a espiar a los jabalíes con unos prismáticos de visión nocturna. Desde un rincón del campo les pude ver salir de estampida, asustados por algún ruído. Después de haber estado escondido durante mucho rato, fue estupendo verles correr como salidos de una pintura rupestre. Me gustaría ser capaz de explicar bien el momento: el miedo que da oírles y no saber donde estan, atinar a apretar el botón de grabar video, explorar el campo rápidamente y finalmente verles corriendo y tratar -en vano- de mantener el pulso firme.

Ya liberado de la necesidad de generar imágenes de calidad, me quedo con la emoción del momento y subo este recuerdo.


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
"les pude ver"
"verles correr"
"oírles y no saber"
"finalmente verles"

Para usted no existe el complemento. No son personas
¿Los podría poner en su sitio?

Saludos
Joselu ha dicho que…
Te leí hace unos años, luego nos hicimos invisibles el uno para el otro, ahora vuelvo a encontrarte y te veo en registros que no sospechaba: cazador fotográfico nocturno de jabalíes, amante apasionado de un perro... Curioso e interesante, la vida son intereses varios que nos llevan de un lado a otro para paliar el tedio de vivir sin dramatismo. Creo asistir a tu emoción cuando ves salir de la espesura a estos jabalíes salvajes que corren despavoridos. Yo no soy muy consciente de la vida animal, pero ayer vi a unas langostas o bogavantes en una pecera y cuyas pinzas estaban aherrojadas con gomas. Me pareció un destino cruel. Esperar que te escalden vivo y pasar ese tiempo con tus pinzas, tu única defensa, atadas con gomas. En fin, interesante tu incursión jabalísitca.
La Desanchá ha dicho que…
A prudencial distancia, hace usted muy bien.
Me suena que un amigo suyo estuvo a punto de sufrir un percance con un jabalí de intenciones poco claras; indecentes, diría yo.
Sí, hombre, uno que decía que nomás lloraría...
Je, je, menudo documento, me imagino el momento y la verdad estas pequeñas experiencias en la naturaleza me parecen increíbles.

Conocí tu blog y tu fotografía hace años cuando eras un verdadero pionero de la fotografía nocturna y admiraba enormemente tus fotografías. Incluso fuí a una conferencia tuya en Terrassa donde mezclabas filosofía y fotografía y me encanto.

Y ahora por tus comentarios de las últimas entradas parece como si hubieras dejado completamente la fotografía. No se cual habrá sido el proceso hacía ello.

Yo mismo paso por una época en la que he perdido casi por completo el interés por la fotografía y tus comentarios me dejan una sensación de vacio enorme.
frikosal ha dicho que…
Anónimo, tengo dificultades con algunas palabras, entre otras cosas, y me cuesta entender lo que quieres decirme, aunque por tu comentario imagino que debe ser obvio. Si me pasas el texto corregido te lo agradeceré.
frikosal ha dicho que…
Joselu, lo de los jabalíes realmente no es nuevo, siempre he hecho cosas de este tipo. El perro si. Siempre quisimos uno, y al final nos decidimos... Entiendo lo que dices del tedio, recuerdo tu forma de ver la vida de tantas entradas de tu blog, de hace ya unos cuantos años. Ahora parece que esto de los blogs es un poco de abuelitos jaja tendemos que hacernos youtubers ! Un abrazo !!
frikosal ha dicho que…
Desanchá, por aquí hay muchos galgos y la gente está encantada con ellos.
Lo de los jabalíes de NMP fue divertido, yo estaba allí. Fotografiábamos ranas de noche, hay que tumbarse boca abajo en el suelo junto a una charca. Parecerá raro pero hacíamos esas cosas. Los jabalíes estaban al lado, pero no nos olían. Al lado quiere decir cuatro o cinco metros. El problema es cuando se dan cuenta de que estás alli mismo, se asustan mucho.
frikosal ha dicho que…
José Antonio, esto (lo de la fotografía) es complicado, supongo que en el fondo es que llegué a tomarlo demasiado en serio. Publicamos un libro, daba cursos, viajes.. al final era demasiado, no era bueno. Guardo buenos recuerdos.. pero ahora estoy en otras cosas. Gracias por tu comentario.
Luna ha dicho que…
Parece que más de uno andamos nostálgicos, pero siempre es un placer leer tus reflexiones y aventuras.

El otro día hubo una salida nocturna para fotografiar el eclipse en la selva, cerca de Cancún; una montura ecuatorial, dos cracks de la astrofotografía, casi 50 personas de todas las edades y yo más que perdida con un trípode que no se mantiene en pie.
Quizás si nos lo tomábamos demasiado en serio antes. Ahora estoy volviendo a salir al campo, te mando unas fotos de un águila pescadora por email, aunque no se si aún usas ese correo. ¡Un gran abrazo!
frikosal ha dicho que…
Hola Luna, que alegría !
Pues no, no he recibido tu correo .. uso (poco) el que se basa en mi nombre, ¿ sabes ?
¿Me lo puedes volver a mandar?

Entradas populares de este blog

La libélula negra

El caso de la mariquita naranja

Sobre la reproducción de las libélulas