El relevo

A medida que la información fluye más y más rápido de un punto a otro del planeta, el tiempo parece acelerarse. Lo que antes tardaba un siglo, pasó a tardar una década y ahora parece que pueda suceder en un solo año. Recuerdo un documental estremecedor de un orfanato en China donde acogían niñas abandonadas: era la imagen de un país que solamente hace 15 o 20 años nos parecía terriblemente pobre. Y ahora, la misma China, aspira a ser la primera potencia mundial. La insólita retirada de Estados Unidos del acuerdo de París puede haber sido el punto de inflexión, el definitivo principio del relevo de Occidente como motor del mundo. Primero Europa, después Estados Unidos, ahora Asia y China en particular.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta