miércoles, mayo 16, 2012

Astrofotografía, especialización, "sense of place" y un cacto


Hoy (16/5/2012) la página APOD de la Nasa publica una magnifica foto de la Nebulosa de la Tarántula. No se asusten si padecen aracnofobia, pueden mirarla sin miedo ya que el parecido con una tarántula es mínimo.

Cuando digo "magnífica", no estoy exagerando: la foto la tomó el telescópio Hubble, desde fuera de la atmósfera terrestre, de modo que difícilmente ninguno de nosotros podrá lograr nada igual desde su casa.

El problema de esa imagen es que no hay forma de situarla en un contexto visual identificable para un espectador no especializado. APOD nos dice que la Tarántula está en la Gran Nube de Magallanes (LMC) y nos remite a un enlace con un primer término de la LMC. Posiblemente esto ya será algo más fácil de interpretar para los lectores del hemisferio Sur, ya que la LMC es visible a simple vista desde allí.

Como en tantos otros campos del conocimiento humano, en Astronomía se tiende a la especialización. Esto es inevitable puesto que hace por lo menos dos siglos que nadie puede saber (en absoluto) todo lo que se sabe.

Ahora bien, en fotografía las cosas son diferentes. Una de las fórmulas para lograr una buena fotografía es imitar a los árboles, que tienen dos partes. Una de las dos debe apuntar al cielo, elevar la mirada hacia algo nuevo, desconocido o sorprendente para el espectador. La otra debe ser como la raíz, que ancle el tronco a la tierra, facilitando que la mirada pueda interpretar el resto que nos es desconocido. Si solamente hubiera hojas, la mirada podría perderse entre cosas desconocidas, sin prestarles atención, como una cometa con el hilo roto. A esto le llaman aportar "sense of place".

En realidad en la ciencia ocurre algo parecido. La gente que tiene profundos conocimientos de un solo campo a menudo olvida proporcionar esa raíz (o no tiene tiempo para hacerlo). De esta forma hay ya miles y miles de cometas volando en diferentes cielos, y cada una de ellas solamente puede ser comprendida por unas pocas personas. El resultado es que globalmente la ciencia cada vez es peor comprendida, incluso entre los propios científicos y estudiantes de ciencia. Se está llegando al punto que profetizaba Asimov, en el que apenas hay diferencia entre ciencia y magia.

Pero ¿donde está la LMC? A la izquierda del cacto. Allí, aunque no pueda verse, está la Nebulosa de la Tarántula. La otra nebulosa de Magallanes, la pequeña, está encima (aparentemente) del cacto. Ya se que esta foto no podrá competir con la del Hubble, pero tal vez ahora les apetezca tomar un avión para irse a Chile a ver las nebulosas de Magallanes desde el desierto, o tengan curiosiadad por saber algo más sobre esa extraña tarántula.

8 comentarios:

Erna Ehlert dijo...

Felicidades!
Otra de tus entradas bonísimas!

Saludos

Xaro La dijo...

Buenísimas fotos...Unsui tenía razón.

Un blog muy interesante, Enhorabuena.

Saludos

ric@rd dijo...

enhorabona Manel, fas que fins hi tot un ignorant com jo, quedi absolutamet bocabadat amb les teves imatges i explicacions...
per ceet, estic absolutament d'acord amb tu en el concernent a la "pèrdua" de perspectiva científica o humana, en el moment que ens anem especialitzant...
l'humanisme segueis sent la "millor" de les ciències...
s@lut, i fins d'ací a unes hores

igniszz dijo...

Me ha gustado mucho el ejemplo del árbol. Da sentido a muchas cosas. Nos vemos esta tarde.

MartinAngelair dijo...

Me ha gustado mucho la analogía con el árbol,...



...y ambas fotos son fantásticas,... pero en la tuya, has conseguido que hasta los cactus, se puedan acariciar bajo esas Nebulosas,...bajo esos magníficos cielos.






Besos.
B.N.C.M.

Esther Bahí dijo...

Ara pensant... espero no haver-vos espantat amb la sobtada,sortida del cotxe en mig de la nit, vaig percebre (evidentment) cares de sorpresa :)
Novament agrair-te que ens baixis amb les teves fotografies, la cúpula d'estels els nostres peus. I com apunta en Ricard ens deixis bocabadats amb les teves explicacions.
Salutacions.

frikosal dijo...

Gràcies a tu Esther !!

Noemí dijo...

¿Por qué demonios les pondrán a las constelaciones nombres de cosas con las apenas guardan parecido alguno?

Podían ser más "user friendly" y ponerles nombres como "rombo", "telesilla", "picaporte" o "pota dominguera"... Por ejemplo, a mí Casiopea me parece (con todos los respetos) un culo picudo. Sería mucho más fácil si ése fuera su nombre.

En fin... Leerle es un placer. Como siempre. Un abrazo fuerte.