En kayak (II)

Los mejores días para disfrutar de un paseo en kayak por la Costa Brava son los de calma total y absoluta. Si además el sol esta bajo, o estamos a la sombra de los acantilados, o -todavía mejor- dentro de una cueva como en esta foto, el agua adquiere una textura visual diferente y valiosísima. Es como si fuera mucho más densa y algo más viscosa, en cierto modo parecida al aceite, pese a su extraordinaria claridad.

Entonces, si sabemos propulsarlo, el kayak se puede deslizar muchos metros suavemente, con un solo golpe de remo y sin ningún esfuerzo. De este modo, durante unos segundos podemos disfrutar de la eficiencia hidrodinámica perfecta. E imaginarnos que hemos podido eliminar la turbulencia por completo, no solamente en el mar, si no también en nuestra vida.

Para llegar a este nirvana acuoso y visual, es imprescindible que no haya ninguna otra embarcación ni a la vista ni al oído. Y el kayak debe ser nuestro o prestado por un buen amigo, de modo que el alquiler no limite nuestro tiempo ni aflija nuestro espíritu.

Pero esta foto ya tiene muchos años, esto ya no debe ser posible hoy en día.

Para N., la de la foto, lectora ocasional de este blog, con todo el cariño.

Comentarios

nomesploraria ha dicho que…
"Para llegar a este nirvana acuoso y visual, es imprescindible que no haya ninguna otra embarcación ni a la vista ni al oído."

Eso es imposible.

En agosto las embarcaciones impiden ver el horizonte desde una de las playas supuestamente vírgenes de Menorca
Gise =) ha dicho que…
Nomes me copio la frase, me encató la forma de describir la tranquilidad que te produjo navegar esas aguas... De la fot que decir realmente genial y relajante, si hasta me viene al oido el sonido de una cascada lejana...Realmente gracias, porque me vino bien en esta mañana estressada!!!!!
Besikis y qu etengas buen dia!!!
hombredebarro ha dicho que…
Frikosal, me asalta una duda y a ti recurro. Muchos mamíferos y hasta aves tienen expresión que el hombre puede reconocer como propia. Pero ni los peces, ni los insectos, excepto en la películas como Nemo, etc, se parecen demasiado a nosotros. Más bien, a cómo nos imaginamos a los marcianos. ¿Es cierto esto que digo o no?
Un saludo.
El futuro bloguero ha dicho que…
Esas tonalidades en el agua, también el aspecto viscoso, los he encontrado navegando tras la puesta del sol con la luz rojiza que sigue reflejando el cielo durante unos minutos.

Parece agua y parece metal, tal vez mercurio, con las irisaciones.

Precioso.

Tristemente, quedan pocos lugares, somos la leche como especie dañina.
igniszz ha dicho que…
Hace muchos años que la costa está infectada. Ese dia tuviste suerte, debia de haber un partido de fútbol importante por la tele, je, je.
frikosal ha dicho que…
"Muchos mamíferos y hasta aves tienen expresión que el hombre puede reconocer como propia. Pero ni los peces, ni los insectos, excepto en la películas como Nemo, etc, se parecen demasiado a nosotros. Más bien, a cómo nos imaginamos a los marcianos. ¿Es cierto esto que digo o no?"

Si, yo diría que si. Yo incluso diría que solamente los mamíferos tienen algo parecido. Los monos parecen casi humanos, sobretodo los niños
frikosal ha dicho que…
En efecto, es imposible hacer esto en verano. La foto no creo que fuera de verano, no lo recuerdo, pero probablemente fuera primavera.

Regreso a mis tribulaciones sin más tiempo. Muchas gracias a todos!
Jordi D. ha dicho que…
El día que quieras te acompaño a remar por "Cova d'en Gispert", "El rec dels arbres" , "Cala marquesa"... No te preocupes por los kayacs; sólo has de avisarme del día.
frikosal ha dicho que…
:)
No se si me acordaré.. Tengo uno de hecho, está en casa de un amigo hace tanto tiempo que ya ni me acuerdo del color.
Mmm.. que recuerdos.. que tal en Septiembre?
Jordi D. ha dicho que…
En Septiembre también, pero la primavera bien se merece una remada.
odette farrell ha dicho que…
Frikosal,

Qué hermosa foto!!! El agua asemeja la forma geométrica de los cuadros con barcos de Egon Schiele... me encantó el diseño de las ondas... parece pintura expresionista :)

Yo acabo de vivir una experiencia fantástica, eramos la única embarcación en el lago de Coyuca... tu te hubieras sentido en el paráiso ahí...el agua hirviendo como tina, al pasar pecés plateados brincaban alrededor nuestro asustados por el ruido de la barca, y además de garzas, patos buzos y otras especies maravillosas de aves; había una impresionante con la cabeza negra y ojos amarillos como llamas, igual que su pecho de un amarillo solar, y al volar las alas negras se convertían en un plumaje rojo vivo... Creo que es una de las aves más bellas que he visto.

Me acordé mucho de ti viendo tantos animales extraños, la playa estaba atascada de berberechos, cangrejos, aguas malas, estrellas, víboras de mar... y en la casita que nos quedamos había unos sapitos hermosos! Yo use tu técnica del camaleón y pude atrapar uno...obviamente lo tuve solo un segundo y lo solté...pobrecito, pero es que me encanta tocarlos!

Entradas populares de este blog

La libélula negra

Sobre la reproducción de las libélulas

Andrómeda en el palacio de Siddharta