Nikkor 1000F11

El Rayo Verde, fotografiado con el Nikon 1000F11 (NO HACER ESTAS FOTOS SIN UN FILTRO DE PROTECCIÓN SOLAR, PODEIS QUEMAROS LOS OJOS).

El Nikon 1000F11 en lo alto de una cima, esperando al amanecer. A pesar de sus particularidades y defectos, con esta óptica se pueden hacer cosas que casi ninguna otra nos permitiría.

Hace tiempo que quería hablar sobre este curioso objetivo. Si buscáis en la red, vais a encontrar relativamente poca información sobre él. Es una óptica de espejo, que utiliza dos espejos para enfocar la imagen sobre el sensor, de forma parecida a los telescopios Newtonianos. De esta manera, se puede aumentar la distancia focal manteniendo un tamaño (y peso) relativamente bajos. Los instrumentos de algunos vehículos espaciales usan un diseño parecido, por ejemplo las dos cámaras de los Voyager:

La óptica de espejo más frecuente es el 500F8, que ha sido fabricada por las principales marcas en uno u otro momento. Su principal ventaja desde luego es el peso (en relación a la distancia focal) y el precio, mucho menor que el de los teleobjetivos convencionales. Entre sus inconvenientes, el más evidente es que no pueden tener diafragma, de modo que hay que tirar siempre a F8, o F11 en nuestro caso. En algún momento adquirieron una cierta mala fama y dejaron de ser populares, pero merece la pena recordar que sin ir más lejos, Galen Rowell recomienda en Mountain Light el 500F8 para poder fotografiar algún animal que aparezca inesperadamente. A día de hoy, creo que solamente Samyang mantiene un 300F6.3 de espejo en su catálogo.

¿A qué se debe esta mala fama? Bien, en primer lugar son muy difíciles de usar. Si habéis tirado con un 500 sin estabilizador de imagen, sabréis que la más mínima vibración, incluso usando un trípode, arruina las fotos. Además, es muy difícil enfocar manualmente. Con una cámara reflex, la calidad del foco está limitada por la agudeza visual del fotógrafo. Obviamente, el 1000F11 nos pone las cosas todavía más difíciles, hasta el punto que es prácticamente imposible usarlo con una cámara reflex, incluso con trípode, sin tener superpoderes. De modo que muchas de las opiniones negativas sobre esta óptica se basan en fotos que no están bien hechas. Además, si fotografiamos objetos lejanos (algo lógico con estos equipos) debemos tener presente que en muchos casos lo que limita la nitidez es la atmósfera, más que el propio objetivo. Otro problema sería el bokeh, que tiene un aspecto muy peculiar, pero en este punto no voy a entrar.

Con las cámaras sin espejo, las cosas han cambiado. Podemos ampliar la imagen que aparece en el visor electrónico y además, el estabilizador de imagen en el cuerpo de la cámara nos ayuda mucho a eliminar vibraciones. De todos modos, sigue sin ser fácil de usar. Pero cuando se logra ¿es realmente nítido?. En mi opinión, el 1000F11 no está nada mal. Vamos a verlo. 

Esta primera foto (todas son a partir de un RAW tal cual salió de la cámara) está hecha con un Nikon 1000F11 y una Fuji XT3, con sensor pequeño, de modo que la focal equivalente es de 1500mm. Es de un paisaje situado a unos 10km de distancia. La foto no tiene nada de nítida, pero la culpa es de la atmósfera.


Esta segunda imagen de una antena situada a unos metros (con el mismo equipo) ya es mucho más nítida. La imagen tiene poco contraste, pero esto se puede corregir en el post-proceso.


A modo de comparación, esta es la misma antena fotografiada con un Sony 200-600 y una Sony A7iii. Este objetivo moderno es muy nítido (y mucho más caro y más pesado).


Entonces ¿el 1000F11 tiene alguna ventaja respecto a un tele convencional?.  Bien, realmente (que yo sepa) no hay en producción ningún objetivo de 1000mm de focal, no es posible una comparación directa. Salvando las diferencias, la primera gran ventaja es el peso: 1900 gramos (que parecen menos por lo compacto que es) a comparar con los 2245 gramos del Sony 200-600 o los 3045 del Sony 600, con una focal que es poco más que la mitad. Y la segunda es el precio. El Nikon 500 F8 está en ebay entre 300 y 500 euros (comparadlo con un 500 convencional...). El 1000F11 es más escaso y hay que buscarlo bien. 

Si os ha interesado, otro día os cuento donde compré el mío, para que lo uso y algunos trucos. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

La libélula negra

Airglow y el color del cielo

2009