martes, diciembre 11, 2012

Taxinomia de non inspectant entia

Tal día como hoy, en 1582, el Presbítero Arnaldi fue excomulgado y condenado a la hoguera por su manuscrito iluminado "Taxinomia de non inspectant entia" (Taxonomía de los seres inexistentes). Su negativa a retractatse, lo explícito de las ilustraciones y sobretodo su máxima "non inspectant semper est pulchrius" (lo inexistente es siempre más bello), en abierta oposición al argumento ontológico de San Anselmo, le situaron en el punto de mira del Santo Oficio. Un minuto de recuerdo para este incansable explorador de los mundos imposibles, inspirador -según algunos eruditos- del manuscrito Voynich.