Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2006

Golfandia - primera parte

En Golfandia se vive una etapa de prosperidad sin precedentes. Todo gracias al Golf, "el cultivo mas rentable". Para practicar tan bello deporte tan solo se necesita una pelotica, un palico y 300 hectáreas de prados verdes regados bajo un sol de justicia. Esto encanta a los turistas y jubilados del Norte de Europa.

Asi pues, el 90% de las zonas inasfaltadas en Golfandia son un campos de Golf (el 10% restante son pistas de equi que estan en lugares con demasiada inclinacion para poder jugar al Golf).

Golfandia es el lugar del mundo con mayor número de Hoyos por persona, también es el país con más desaladoras de agua de mar por persona... y el pais con mas centrales nucleares por persona (por que las desaladoras deben ir enchufadas a la red eléctrica y chupan lo suyo).

Las artes, las ciencias y las letras en Golfandia no pueden ser ajenas a este marco. Recientemente, el Gran Golfo Presidente, el sinpar Sr. Hoyos, innaguró el Centro Superior de Formacion para Caddys, que oferta l…

En GPS por el mundo

Imagen
Cada vez me gusta más utilizar un GPS. No solamente los navegadores urbanos para ir en coche, si no los GPS más clásicos de andar por el monte.

El GPS, en combinación con mapas y un programa, me sirve para orientarme, para encontrar lugares, para poder saber desde donde se veran mejor las puestas de sol, para saber desde donde está hecha una foto..

Esta es una imagen virtual de un punto del pirineo generada con compegps a partir de datos de elevación de la NASA con una resolucion de 90m/pixel, una ortofoto de sigpac de alta resolución y los datos de un recorrido que hice con el GPS en la mano.

Síndrome de estres post-vacacional

Imagen
Debo ser positivo. Urgentemente tengo que volver a aprender que no se puede aparcar el coche alli donde me venga, ni orinar en las ortigas de los campos, que si me pasa una sombra volando no es un buitre, que en la ciudad no hay milanos, aceptar que las obras que en agosto quedaron sin terminar siguen igual en septiembre (sin mencionar las nuevas), asumir que por nuestra ventana la única especie de árbol que se puede ver es la grua, deglutir ciertos tipos de plástico que aquí se llaman "pan", recitar de nuevo en voz baja el mantra cadencioso de insultos al Sr. alcalde y otras autoridades (que es lo que me permite llegar al trabajo cada mañana)
Y más..